Nada más ver este modelo de lámpara ya me comenzaba a hacer una idea del material del que podía estar hecha, y al comenzar a leer la información sobre ella mis sospechas se han confirmado. ¿Si os digo que en su anterior “vida” formaba parte de un electrodoméstico de limpieza? Segura que ya vais cogiendo la idea.

Su nombre es Wash Lamp, “lámpara de lavado”, y es un diseño de Alex Kovatchev.  Está fabricada con el tambor de una lavadora, es decir, donde introducimos la ropa. ¿Lo habíais adivinado? Seguro que ibais por buen camino.  La tendencia actual a reutilizar elementos del hogar o a crear diseños inspirados en ellos utilizando materiales reciclados está inundando poco a poco pero con mucha fuerza el mundo del diseño, y Wash Lamp es un ejemplo más de ello.

Está realizada con materiales reciclados, de modo que ante la falta de más información sobre el producto podemos aventurar más cosas: que por “materiales reciclados” se refieren al antiguo tambor que ha sido transformado en lámpara o a la imitación de la forma del tambor con materiales más ligeros para que pudiera ser colgada sin problemas del techo o la pared, ya que todos sabemos que los tambores suelen ser de acero y por tanto ser bastante pesados.

Existen tres modelos diferente o versiones para esta lámpara: techo, pared y de suelo. Todas ellas con el mismo diseño y con la luz traspasando a través de los agujeros de su estructura. En cuanto a iluminación, puede que sea más una lámpara intimista, para ambientar, que realmente para iluminar pues no es un gran foco de luz.

Más información: Alex Kovatchev

Vía: Yanko Design