El sofá puede serlo todo; fiel y leal compañero de siestas, un buen compañero de diversiones de un fin de semana viendo el “cine en casa”; además un sofá puede ser un gran compañero de penas cuando nos sentimos solos… y ¿Por qué no? Un gran compañero cuando  la pasión se desborda junto a nuestra pareja… y es que un sofá ¡lo es todo!

Por ello cuando vamos a elegir EL GRAN SOFÁ debemos analizar una serie de características que harán de este un gran compañero para todo.


Para comenzar, entre las características, sin duda  debe ser CÓMODO; te sientes como te sientes, eso da igual, el sofá tiene que hacer que te sientas cómodo y ahí te quedas… sin moverte porque no lo necesitas; disfrutando de esa comodidad como nadie.


La siguiente característica es que ha de ser de fácil lavado; que siempre se encuentre como el primer día. Para aquellas personas que tenéis hijos ya sabéis de lo que hablo. Difíciles de quitar son algunas que otras manchitas…

Otra característica es que ha de contenernos enteros, es decir, ha de ser grande. Ya sea tumbados, de lado e incluso de pies tenemos que caber en el sofá; y no solo nosotros… si puede ser el resto de la familia también.

¿Dónde encontramos un sofá que cumpla con todas estas características y más allá…? Pues muy sencillo, con la “nueva”  línea Night & Day creada por la genial diseñadora Patricia Urquiola ¡tendremos el sofá de nuestros sueños!


Un sofá grande donde poder tumbarnos a la “bartola” donde hacer de él un fantástico compañero. Pero la cosa no solo queda aquí ¡ni mucho menos! Este sofá contiene una cesta donde guardar objetos de gran valor  como… los mandos a distancia.

Además Night & Day incluye una ¡mesa de café! O de cenar, o mesa de comer y desayunar… para lo que guste. Por otro lado las fundas de este magnífico sofá  en cuero o en tela son de muy fácil desmonte y aún mejor lavado… para lucir siempre impecable.

Por último este celestial sofá incluye…. ¡Respaldo reclinable! Y ¡¡almohadones de plumas!! Todo un arte del confort. ¿Os hace falta más palabras?


Compartir
Artículo anteriorÉrase una vez… ¡Un Cuento de Jardín!
Artículo siguienteDecorando y separando espacios
Silvia Martínez Casares
Diplomada en Educación social; técnico en laboratorio de imágen; tengo mucha experiencia en diseño gráfico, montajes, restauración, carteleria... etc. Además soy peluquera.. cosas de la vida! Por otro lado me encanta dibujar, la fotografía, la música, leer por la noche, Moto GP, la danza y claro está escribir (Tengo algunos cuentos y relatos cortos)... entre muchas otras cosas!