Cuando era muy pequeña le prometía mi mamá que nunca me separaría de ella; yo nunca me hubiera separado, era mi mayor anhelo estar siempre a su lado. Era para mi la más bella, la más sabia, no había preguntas sin respuesta y siempre todo era tranquilo y feliz. A los 17 años me fui de casa de mi madre porque cambié de ciudad para empezar los estudios universitarios y de la promesa me acabo de acordar. ¿Habrá guardado ella alguna esperanza en mis palabras?

Si mi hija me viene con esa historia de “nunca me separaré de ti” yo le voy a explicar que si lo va a hacer y porqué, de una manera saludable y sin crear en ella preocupaciones, solo expectativas que pueda comprender. En todo caso me parece que los niños de ahora lo tienen todo más claro en ese sentido y quisieran vivir sin sus padres desde los 9 o 10 años, ya grandecitos. Yo ahora siento culpa con mi mamá por haber faltado a mi palabra de niña de cinco años.

Para que no haya duda de que ellos son los que están aprendiendo y yo soy la madre sabia, se puede marcar la diferencia usando muebles para niños en crecimiento. La estantería Zen, diseñada por Jung Jae Yup, está inspirada en el juego JENGA tradicional japonés. Está fabricada en abedul laminado y acero inoxidable. Mide 540 x 640 x 1620. A partir de sus módulos fáciles de usar se pueden componer diferentes estanterías que varíen en altura y ancho, según las posibilidades del niño. Mayor información en la página Web http://www.jaeyup.com