Por fin ha dejado de llover en la ciudad pero quedan gotas en los cristales de las ventanas. La sensación de bienestar que hay en el ambiente, cuando salen los primeros rayos de sol, con el aire más limpio y la humedad fría, es lo que deja el paso de la lluvia. Cuando llueve el ritmo de los coches disminuye y el de las personas se acelera. Todos quieren llegar a casa para poder disfrutar del agua a salvo y en compañía de sus seres queridos, de una copa de vino o de un te verde. La lluvia es uno de los más alucinantes fenómenos de la naturaleza.

Durante los últimos días me he dado cuenta que hacen falta en mi casa algunos artículos que ayudan a que la lluvia ocurra fuera del piso y no salpique dentro. Es muy probable que los pisos y los tapetes tengan un uso intenso durante estos días y yo no quiero vivir en un pantano. Es importante también tener un tendedero para los paraguas y estar preparados para recibir capas de agua chorreantes sobre el parquet del recibidor. Requiere de mucha paciencia.

Perfecto para ayudar a conservar el piso en orden es el portaparaguas Design House Stockholm Umbrella Stand. El agua se absorbe y nuestra casa no se moja. la esponja es sintética y de larga duración. Su diseño es muy sencillo además; pasa desapercibido y está bien construido. Diseñada por Eva Schildt para la casa de diseño Stockholm. Mayor información en la página Web huset-shop.com