Zip-Up Chair es un curioso mueble funcional que además ahorra espacio diseñado por . Es un concepto similar al que ya hemos visto otras veces en nuestra web, muebles que permanecen ocultos y que pueden cumplir varias funciones a la hora de ser utilizados. Es la esencia de los muebles funcionales, concebidos para ahorrar espacio y facilitarnos la vida.

El modelo está formado por una estructura que contiene en su interior multitud de hisopos gigantes (tiene varias acepciones en el diccionario, pero quizás la más cercana a este uso sea “palillo recubierto de algodón en sus puntas para higiene personal. También escobilla ordinariamente hecha de fibra de piqué, empleada para blanquear o pintar paredes).

Los hisopos se encuentran guardados dentro de esta estructura o bolsa cerrada por una cremallera. A partir de aquí puede adoptar varias formas. Tal cual lo encontramos es un perfecta taburete para las mesas auxiliares, para utilizar en una reunión.

Si abrimos un poco la cremallera, vemos que los hisopos se comienzan a expandir, y si los doblamos hacia abajo encontraremos que se forma un pequeño sillón con respaldo.

Por último, si abrimos la cremallera hasta el fondo, podremos desenrollar por completo la estructura formando esta una improvisada colchoneta sobre la que tumbarnos a dormir la siesta o leer un libro.

De cualquiera de las tres formas la suavidad de sus componentes hará que la estructura sea muy cómoda.

Una vez que no lo utilizamos se puede guardar con total facilidad en un armario, altillo, detrás de una puerta o dejarlo como decoración.

Vía: Yanko Design