Me encanta la jardinería, todo lo relacionado con las plantas, su cuidado, y la decoración con plantas. Imagino que esta afición me viene por parte de padre ya que es un apasionado de la jardinería, de echo lo convirtió en su profesión.

Desde siempre en casa de mis padres había muchas plantas y flores, en el salón, en la cocina, en la escalera y cómo no podía ser de otra forma en los balcones, que a mi madre le encanta plantar geranios. Yo me he independizado hace poco, y aunque aún tengo el piso un poco patas arriba, ya estoy pensando en qué sitios pondré plantas y flores.

En primer lugar he empezado por poner unas cuantas petunias en la terraza que las he plantado en unas jardineras de terracota, pero en el salón se complica la cosa, porque claro lo he decorado de un estilo muy minimalista, y en colores blanco y negro, por lo que tengo que buscar macetas originales que rompan un poco con la línea sobria que he elegido para el salón.

Así que en cuanto he visto esta maceta me he enamorado, porque además de que tiene un diseño y tamaño que me va perfecta para ponerla encima de la mesa grande, su línea no destacaría mucho ya que todo es blanco, pero lo que la hace especial es su diseño.

Y es que esta maceta está basada en la “Teoría de los vasos comunicantes”  así que además de decorar con flores, también estás decorando de forma que el cuidado de tus plantas será más sencillo. Ya que esta maceta asegura el suministro de agua a la planta se realizará con éxito por el principio de los vasos comunicantes, gracias a su depósito auxiliar que le dará a la planta  un riego constante.

Más información: acquacaldadesign