Las maletas antiguas son estupendos artículos para crear atractivos complementos decorativos o incluso muebles para ser utilizados. Al igual que en otras ocasiones hemos hablado de hacer camas para mascotas, hoy os dejo dos ideas que se pueden hacer en casa fácilmente.

Hoy os propongo dos ideas estupendas, para reciclar maletas antiguas y dar un toque diferente a tu hogar. ¿Necesitas un asiento? Como ves en la primera fotografía que propongo, la maleta hace las veces de un estupendo asiento o banco.

Un asiento muy bien trabajado y con un resultado estupendo, que podemos incluir en estancias como dormitorios o salones. En este caso la maleta es dura, de las antiguas, y no demasiado grande. En un color, que un día fue celeste, han puesto el asiento acolchado; igualmente han colocado tela rellena y acolchada en la parte del respaldo. Para embellecer aún más el conjunto, han colocado patas en la zona bajo la maleta.

maleta antigua reciclada

Estas patas pueden ser tacos de madera o bien comprarlas con una bonita forma. En esta ocasión las han pintado de color blanco, para ir a juego con la parte de arriba ¿El resultado? un asiento único y mullido, el cual salta a la vista en cualquier lugar.

La siguiente y última imágen, muestra como se puede utilizar una maleta antigua para crear una mesa auxiliar. Esta vez, para reciclar la maleta antigua, ha sido pintada en blanco. Con una tupida capa y llegando a todos los rincones, esta maleta va sobre una pequeña mesa también en su mismo color. Sobre el objeto montado, una lámpara estupenda para la noche, una vela y un frasco de vidrio con una flor harán el resto.

maleta antigua reciclada

Como ves ambas son ideas estupendas para reciclar estos artículos que tenemos en casa y no sabemos qué hacer con ellos. No hace falta que te separes de los mismos, pero si puedes sacarle un buen partido ¿Qué os parece?

foto: ohmy