5 Factores para elegir la almohada perfecta

5 Factores para elegir la almohada perfecta

Descansar y dormir bien luego de un día extenuante y agotador es la mejor experiencia que puede ofrecer no sólo un colchón sino también la mejor almohada, la cual permita aliviar los dolores de espalda, solucionar problemas de ronquidos, insomnio, entre otros.

Esto contribuye con recobrar el ánimo y llevar cabo de la mejor manera cada una de las actividades del día a día.

Por tal motivo, con el objetivo de obtener un mejor descanso y evitar problemas de salud, a continuación se presentan 5 factores para elegir la almohada perfecta:

Material

Nada mejor que una almohada hecha del mejor material. En Dormity.com se pueden encontrar almohadas elaboradas a base de fibra, látex, pluma y material viscoelástico. Cada tipo de material tiene sus ventajas y al menos un factor diferenciador, por ejemplo:

  • Fibra: comodidad, frescura y la circulación del aire que favorece la absorción de la humedad. Además, como se puede lavar permite una mayor y mejor higiene.
  • Látex: brindafirmeza y frescura cada vez que la persona intenta descansar, recostarse un rato a ver una película o simplemente dormir.
  • Pluma: altamente transpirable, ligera suave y blanda, especial para las personas que duermen boca arriba.
  • Vicoelástico: gracias a su memoria inteligente brinda adaptabilidad térmica, suavidad y el paso del aire que la hace transpirable. Ideal para aquellas personas que gustan de almohadas altas. Las almohadas viscoelásticas de Dormity están elaboradas con diversos materiales como fibra, látex…

Por ello, la elección de algún material en específico debe estar basada de acuerdo a la preferencia de la persona a la hora de dormir, es decir no hay una almohada mejor que otra sino materiales y gustos diferentes. 

No obstante, cada vez son más las personas interesadas en adquirir almohadas de última generación, las cuales incorporan tratamientos antisuciedad, antiácaros, antohongos…

Grosor

En el momento de elegir la almohada más pertinente es importante saber la postura que más favorezca a la hora de dormir, bien sea boca arriba, de lado o decúbito lateral, boca abajo, etc. 

También te puede interesar:
Una mesa de pool en casa

En efecto, dependiendo del tipo de postura, conviene tener una almohada de menor grosor si se duerme boca abajo (hasta 10 cm), pero una de mayor grosor si se duerme de lado (desde 13 cm). Además, para las personas que tienen el hábito de dormir boca arriba o que cambian mucho de postura es recomendable una almohada de grosor intermedio (10 y 13 cm).

Firmeza

En relación con el grosor, un buen descanso a la hora de dormir está bastante condicionado por la poca o mucha firmeza de la almohada. Por ello, se recomienda una menor firmeza cuando la persona duerme boca abajo; firmeza intermedia si son frecuentes los cambios de postura; y mayor firmeza cuando se duerme de lado. 

Lo ideal es buscar el equilibrio entre grosor y firmeza de acuerdo a las necesidades propias, con el fin de evitar ronquidos, dolores en el cuello u otro tipo de molestia.

Durabilidad

Si se consigue una almohada barata y de pésima calidad seguramente se pueden producir dolores inesperados como tensión en el cuello, dolor de cabeza, y asimismo infecciones en los ojos a causa de microorganismos.

En ese sentido es mejor saber al menos lo básico sobre almohadas: material, grosor, firmeza y duración en el tiempo para sacer el mayor provecho de estas, al mejor precio y calidad.

Buen descanso

Finalmente, otro factor que influye significativamente en el hallazgo de la almohada perfecta es la consciencia que tiene la persona a cerca de la importancia de tener un buen descanso, desde la cabeza, cuello, columna y cuerpo.  

Es decir, un descanso, corto o largo, porque se cuenta con una excelente almohada a cualquier hora del día.

Últimos artículos

Scroll al inicio