Cuando me refiero a que vives en una vivienda adulta me refiero a que has pasado de un piso de estudiantes o de un piso compartido o que simplemente has madurado lo suficiente como para que tu vivienda empiece a cambiar casi por arte de magia para tener un estilo más “adulto”. Pero ¿qué quiero decir exactamente?

Estoy convencida que conoces a personas que cuando llegas a sus casa lo tienen todo en su sitio, nada desordenado, los cables escondidos, nada fuera de lugar, sin juguetes por medio, la belleza es espectacular (todo bien combinado)… ¡parece increíble! Y es seguro que pensarás en cómo lo harán. La respuesta es fácil han llegado al nivel de vivienda adulta. ¿Quieres saber si tú has llegado a ese nivel de maduración para tener una vivienda adulta? ¡Fíjate en las señales!

Un buen sofá

Si en tu salón hay un sofá en el que has invertido un capital considerable para que te dure mucho tiempo y que además es cómodo, ya tendrías la primera señal.

Frutero con fruta de plástico

Si tienes un frutero de decoración con frutas de cristal o de plástico y además no tiene ni una mota de polvo… aquí tienes la segunda señal de que vives en una vivienda adulta.

Cables escondidos

Tienes televisores, radios, ordenadores, cargadores de teléfono… ¡pero no se ven los cables! Sabes esconderlos de forma estratégica por lo que no parecen serpientes rondando en tu hogar.

salon adulto
Fuente: tiendamueblesmodernos.blogspot.com.es

Plantas reales

Otra señal de que vives en una vivienda adulta es que todas tus plantas son reales y además están bien cuidadas. Las plantas de plástico no son lo tuyo, prefieres tenerlas vivas, sanas y que te ayuden a limpiar el oxigeno de tu hogar.

Jabón de manos

El jabón de manos de tu vivienda está dentro de un jabón decorativo y cuidadosamente colocado en una bandeja si se trata de una pastilla de jabón. Pero no existe ni un ápice de suciedad en tu lavamanos.

Vajilla y juego de ollas

Tienes el juego de ollas completo, bien cuidado y con todas sus tapas. Además tienes una vajilla a juego con la cubertería.

¿Te sientes identificado con estas señales? ¿Vives en una vivienda adulta o añadirías algunas señales más?