No todo el mundo tiene la suerte de poder vivir en una casa o en un piso donde el espacio no es un problema. Más bien ocurre lo contrario, casas de espacios reducidos donde es complicado colocar todos los muebles, en las distintas habitaciones, sin que estas se queden sin espacio. Para evitar estas situaciones, es posible utilizar ciertos muebles que están pensados para el ahorro de espacio. Es el caso de las camas abatibles que se han convertido en una gran opción para aquellos dormitorios de espacios reducidos.

Tipos de camas abatibles que nos podemos encontrar

Las distintas marcas fabricantes de muebles trabajan para ofrecer modelos diferentes de camas abatible. Solo hay que visitar la sección de camas abatibles de Ikea para hacernos una idea. Pero al final, todos esos modelos los podemos clasificar en dos tipos diferentes: las camas abatibles horizontales y las camas abatibles verticales.

Camas abatibles horizontales

Como su nombre bien indica, se trata de modelos que se abaten de forma horizontal. Suele ser una opción muy utilizada en dormitorios infantiles, ya que suelen ser de un solo cuerpo, permitiendo de esta forma un importante ahorro de espacio para que los más pequeños lo puedan utilizar para cualquier otra cosa.

Camas abatibles verticales

A diferencia del caso anterior, este tipo de camas abatibles se abren de forma vertical. Son las elegidas en el caso de que se quiera tener una cama de este tipo en el dormitorio de matrimonio. La transformación es increíble utilizando la misma estancia para distintos usos respetando el diseño y el orden.

También te puede interesar:  Ideas de muebles funcionales

Ventajas de utilizar camas abatibles

Aunque este tipo de camas no suelen ser las más habituales, en los últimos tiempos se han convertido en toda una tendencia, sobre todo dentro de los dormitorios infantiles. Uno de los motivos es que estas camas se adaptan perfectamente al diseño de la habitación, pero además de esto, ofrecen otras muchas ventajas que las hacen tan atractivas. Veamos algunas de ellas.

Más espacio dentro de la habitación

Sin duda, este es el gran beneficio del uso de camas abatibles dentro de los dormitorios. Gracias a su diseño, se puede decir que prácticamente no ocupan espacio cuando no se utilizan. Durante el día, la zona donde se coloca la cama puede ser utilizada para otras cosas. Por ejemplo, en los dormitorios infantiles se quedan un gran espacio donde poder jugar los más pequeños.

Facilita el proceso de limpieza

A la hora de limpiar el suelo, las camas abatibles ayuda a que este proceso sea más fácil. Las pelusas ya no quedarán debajo de la cama, sino que las podremos eliminar de forma sencilla y cómoda.

Sencillo sistema de apertura y cierre

A diferencia de los modelos de hace algunos años, las actuales camas abatibles cuentan con un cómodo sistema de apertura y cierre que facilita todo el proceso. No creo que nadie quisiera tener que «luchar» con una cama abatible para abrirla o para cerrarla. Lo que los usuarios buscan en comodidad.

Diseño actual

Las camas abatibles son muy atractivas por los bonitos diseños actuales. Además de ofrecer amplitud en el dormitorio, son alegres y combinables, disponibles en numerosos acabados.

También te puede interesar:  Ikea celebra la llegada del verano con rebajas en el Midsommar

Aunque hemos numerado algunas de sus principales ventajas, también hay que decir que este tipo de camas tiene sus inconvenientes. Por un lado está tener que abrir y cerrar la cama cada día. Por otro lado, aunque este tipo de muebles han mejorado mucho, no suelen ser tan cómodas como las camas convencionales.

Camas abatibles de Ikea

Como no podía ser de otra forma, Ikea también ofrece camas abatibles dentro de su amplio catálogo de productos. Su principal modelo es el Midsund que se trata de un armario que esconde en su interior una cama abatible vertical que es perfecta para ser utilizada cuando tenemos invitados imprevistos en casa.

Este modelo esconde un somier de láminas y está pensado para ser utilizado con colchones de 23 cm de grosor como máximo. Su sistema de apertura y cierre permite realizar esta acción de forma cómoda y sin ningún tipo de ruido.

Una cosa a tener en cuenta, es la necesidad de tener que anclarlo en la pared para evitar problemas de caídas que pueda poner en riesgo a las personas.

Consejos a la hora de elegir una cama abatible

Ya hemos hablado de los beneficios del uso de las camas abatibles de Ikea y del resto de fabricantes, pero ¿cómo elegir el modelo que mejor se adapta a nuestras necesidades? Como suele ser habitual, lo más habitual es basarnos en su diseño y que se adapte a nuestro espacio, pero hay otras cosas que deberíamos tener en cuenta.

Lo primero, y más importante, es asegurarnos de que se traten de muebles de calidad media o media-alta. Esto es debido a que son muebles que sufren mucho durante el proceso de apertura y cierre debido a su peso. Por este motivo, es importante que sean de buena calidad para que nos duren el mayor tiempo posible.

También te puede interesar:  Muebles elegantes de Hanke para los peques

También es importante tener en cuenta el espacio del que disponemos, así como las dimensiones del mueble cerrado, pero sobre todo abierto. Si tu habitación es muy pequeña, deberás tirar de metro y aprovechar al máximo cada uno de los centímetros de los que tengas disponible.

A la hora de colocar estos muebles, hay que saber que van anclados a la pared, pero que no se pueden anchar en cualquier pared. Por ejemplo, no se recomienda utilizarlos en paredes de pladur ya que son su peso se podrían desanclar.

¿Qué pensáis del uso de las camas abatibles de Ikea en nuestros hogares? ¿Habéis probado alguna? Animaros y compartir con todos nosotros vuestros comentarios. ¡Os estamos esperando!