Ahorrar en casa: consejos prácticos para gastar menos sin esfuerzo

-

- patrocinador -

Sucede cada mes: acabamos de cobrar y tenemos nuestro dinerito a buen recaudo en la cuenta bancaria. Unos pocos días después, y sin saber cómo ni por qué, la mayor parte del dinero ha volado. ¿Qué ha ocurrido? ¿Dónde ha ido a parar? Hoy vamos a tratar de visualizar este problema (que nos pasa a muchos) para tratar de ponerle solución. Descubre algunos tips prácticos para ahorrar en casa sin notarlo apenas.

ahorrar en casa
Fuente: Siemens

Seguro que a ti también te pasa que no sabes muy bien qué haces con el dinero y que, casi sin darte cuenta, parece esfumarse de la noche a la mañana. Pues bien, en estos casos se hace necesario coger el toro por los cuernos y trazar un plan para ahorrar en casa. Y si es fundamental todo el año, ahora que se acerca el mes de diciembre, con todos los gastos que conlleva, todavía más, ¿no crees?

¿Por dónde empiezo a ahorrar en casa?

- patrocinador -

ahorrar en casa
Fuente: Leroy Merlin

Lo primero que hemos de hacer es estudiar con calma cómo nos gastamos el dinero, en qué lo invertimos, dónde va a parar. Saberlo con exactitud es el primer paso para poder cambiar nuestros hábitos y conductas y poder ahorrar e casa. Esto nos va a ayudar mucho de cara a un futuro próximo y también a largo plazo, ya que la organización y la planificación son esenciales en cualquier plan de ahorro. Y ambas tienen como punto de partida el conocimiento de la situación actual.

Una vez sepamos cuáles son nuestros patrones de gasto, tendremos que implementar unos hábitos cotidianos que nos permitan consumir menos y, por tanto, ahorrar en casa.

Por otro lado, esto lleva aparejado un aspecto muy positivo que se suma al del ahorro. Y es que cuanto menor sea nuestro consumo en general, menor será nuestro impacto sobre le planeta y viviremos en un mundo más sostenible. ¿Qué te parece? ¿No son todo ventajas?

Reducir el consumo energético: el primer objetivo

ahorrar en casa
Fuente: Leroy Merlin

Puede que te parezca que no se va a notar tato en tu economía doméstica, pero el consumo energético de tu hogar se lleva cada mes buena parte de tu salario. Así que tratar de reducirlo tiene todo el sentido del mundo, créeme.

Lograrlo es cuestión de ir poniendo en marcha pequeños cambios que van a ir dando sus frutos. Elige electrodomésticos A+++, en lugar de A+, por ejemplo. Claro que no se trata de que tires tu frigorífico y compres uno nuevo, sino de que cuando tengas que cambiarlo elijas uno más sostenible, aunque sea un pelín más caro. Ten en cuenta que ese gasto adicional lo vas a amortizar en poco tiempo, puesto que un frigorífico A+++ consume la mitad que uno A+, ¿qué te parece?

Otra táctica para tratar de bajar el consumo eléctrico es cambiar las bombillas por otras de tecnología LED, que duran mucho más, gastan bastante menos (hasta un 80% menos) y dan más luz. Por eso resultan más sostenibles para el planeta.

No desperdicies los alimentos

Fuente: Leroy Merlin

Parece mentira que tirar comida esté tan normalizado en nuestro país. Según datos del Ministerio de Agriultura, Pesca y Alimentación, en 2018 los hogares españoles desperdiciaron 1.339 millones de kilos de comida que se fueron directamente a la basura.

Para evitar cifras tan penosas como estas es fundamental que todos pongamos nuestro granito de arena. ¿Y cómo? Pues moderando nuestro consumo, comprando con cabeza y organizando nuestra despensa y nuestra nevera para que no se nos caduque ni un solo producto. Esto, además de tener un trasfondo ético muy importante, nos ayuda a ahorrar en casa.

Fuente: Ikea

Trata de comprar lo que vas a consumir, no te vuelvas loco en los pasillos del supermercado. Procura llevar un control de lo que tienes y de lo que te falta, y hazte con una buena batería de recipientes de cristal que te ayuden a conservar los alimentos. Guarda y congela lo que te sobre. Es lo que siempre se ha llamado la cocina del aprovechamiento, y que nuestras abuelas sabían llevar a la práctica mucho mejor que nosotros.

Fuera los plásticos: destiérralos de tu vida

Fuente: Ikea

El uso del plástico está muy ligado a todos esos productos de usar y tirar que tan presentes están todavía en nuestra vida. Generamos toneladas de plásticos que después no sabemos cómo hacer desaparecer, y nuestro mares lo sufren… y mucho.

Una forma de ahorrar en casa, y también de llevar un estilo de vida más sostenible, es acabar con el plástico en la medida en que nos sea posible. Son pequeños detalles, pero todo suma en la misión de conseguir un planeta más limpio.

Así que nada de coger bolsas de plástico en el súper; mejor lleva tus propias bolsas de tela reutilizables. Hay algunas plegables que no ocupan apenas sitio.

Si tienes en cuenta estos consejos lograrás que tu vida discurra de un modo mucho más acorde con el respeto al medio ambiente y, además, podrás ahorrar en casa de una manera natural y sin tener que hacer grandes esfuerzos.

¡Únete a nuestro canal de Telegram con lo más destacado en nuestra Revista de Decoración 2.0 y las mejores ofertas en Decoración!

¡Conecta con el canal de Telegram de Decoración!

- patrocinador -
Monica Corredera
Monica Correderahttps://decoracion2.com/
Periodista especializada en decoración. Interesada por todo lo que tiene que ver con el interiorismo y el mundo deco.


¡Únete a nuestro canal de Telegram con lo más destacado en nuestra Revista de Decoración 2.0 y las mejores ofertas en Decoración!

¡Conecta con el canal de Telegram de Decoración!