Buenos días queridos amigos. Hoy en Decoración 2.0 queremos brindarte algunos consejos o sugerencias para realzar la decoración de verano.

Si buscas ideas para aportar un toque fresco a tus estancias, aquí te dejamos consejos decorativos para sacar el máximo provecho.

Aportar un toque de aire fresco a la decoración de tu hogar no es una tarea tan complicada como puede resultar en un primer momento. Ni demasiado costosa, siempre y cuando sepamos en qué puntos de nuestro hogar debemos imprimir ese toque de naturalidad que tanto llega a apetecer cuando el verano se aproxima.

La luz, los detalles coloridos o las tonalidades naturales son los aliados estrella para una decoración fresca y veraniega.

Una combinación que podemos utilizar en cualquier estancia y que aportará un toque de frescura acorde a la época estival. Para ello, podemos decantarnos por el blanco como color principal, perfecto para resaltar los colores restantes de la habitación además de por la luminosidad que aporta.

Una idea que podemos aplicar de manera fácil y económica gracias a fundas para sofás o reposapiés que, sin necesidad de cambiar el mobiliario, nos ayudan en nuestra intención de una decoración suave y veraniega.

Algo que podemos completar con unos toques de color en tonos naturales como el naranja, el verde o el azul que podemos incluir en pequeños detalles como los cojines, lámparas, cuadros o cortinas. El toque justo para resaltar el salón o alguno de los dormitorios, agradecidos a estos cambios en cualquier época del año.

Otro elemento que resulta perfecto a la hora de aportar frescura y suavidad a una casa son los estampados de formas modernas. Una acertada elección para las cortinas, sofás o alfombras con la que adecuar el ambiente de tu hogar a la próxima estación y para la que te podrás decantar por colores suaves como rosa, el morado o el beige, perfectos tanto para primavera como para verano.

Una propuesta que puedes remplazar portonos ácidos con los que dotar de vitalidad cualquier rincón o estancia, gracias a la incorporación de los naranjas, verdes o amarillos ácidos en cortinas, paredes o demás elementos decorativos.