Buenos días amigos! En el espacio de hoy aprenderemos a ajustar las bisagras que tengamos en casi cualquier gabinete.

A veces necesitamos ajustar las bisagras, pues la medida que tienen no nos es de gran utilidad. Por ello hoy te dejamos este consejo para que aprendamos a ajustar las bisagras que necesitemos.

En otras ocasiones nos damos cuenta que con el paso del tiempo la puerta del mueble en cuestión, se ha descuadrado y puede que una se encuentre más baja que la otra. Para que esto no suceda, aquí os dejamos estas recomendaciones.

Para comenzar visualiza la bisagra, en ella veremos el primer tornillo, este sirve para poder acercar una de las puertas más hacia la otra. 
 
si necesitas esto, basta con girar un poco el tornillo y ponerlo a la medida que queramos. De esta manera tendremos las puertas más o menos juntas, así quedará más o menos hueco central entre ambas.
 
Para subir o bajar la puerta, es decir moverla en vertical basta con apretar el segundo tornillo. Este tornillo suele ser el más alejado de la puerta. De esta manera podremos acercar o alejar, la misma, del marco.
 
Cuando nos encontramos con un mueble que dispone de varias bisagras, debemos ir ajustando todas y cada una de ellas.. así evitaremos cualquier incorrección que tenga.
 
Unas bisagras demasiado ajustadas, pueden provocar ruidos en las puertas y roces en el suelo.
 
Si necesitabas algunos consejos para arreglar cualquier puerta, cuyo problema se solucione tocando las bisagras, aquí te dejamos estos consejos. Esperamos que te sean de gran utilidad.
 
Recordad no pasar de rosca los tornillos, para ello ajusta al máximo que se pueda y no sigas apretando.