Alfombra en forma de laberinto

Una de las mejores maneras de realizar cambios en el hogar, es modificando lo que ya se tiene. De esta manera podemos obtener resultados más personalizados y con bajo presupuesto.

En este caso, te propongo que te animes a darle un nuevo look a tu alfombra, con un procedimiento sencillo. Para este ejemplo utilizaremos la forma de un laberinto, pero tú puedes transferirle el diseño que más te guste.

Vamos a necesitar una alfombra, una rasuradora para el cabello, cinta de enmascarar, una hoja y un lápiz.

Antes que nada, lo primero que haremos, será dibujar en un papel, el diseño que queremos para nuestra alfombra, en este caso un laberinto. Luego con la ayuda de la cinta de enmascarar, vamos a trasferir el diseño que realizamos en el papel. Para que este paso no sea tan complicado, podemos dibujar una cuadricula y luego recortar algunas partes, para ir formando el diseño.

Una vez que terminemos con la cinta, tomaremos la rasuradora y comenzaremos a cortar la alfombra como muestra la foto, para crear un relieve. Luego sacudiremos bien para quitar el excedente y podremos ver nuestro trabajo terminado.

Como alternativa, si no tienes rasuradora o simplemente prefieres no cortar la alfombra, puedes diseñar un esténcil y con la ayuda de pintura en aerosol, podrás trasferir el motivo que hayas elegido. Te quedara muy vistoso y también habrás conseguido un cambio con un bajo presupuesto.

Compartir