Buenos días amigos, en el espacio de hoy nos encantará darles un consejo a todos aquellos que tengáis o penséis comprar alfombras de lana.

Si buscas algunos consejos para la limpieza de tus alfombras de lana, aquí te dejamos algunas buenas propuestas que seguro te van a ayudar.

Este tipo de alfombras por ser de lana pueden teñirse fácilmente cuando se derrama sobre ellas algún tipo de líquido que no es removido correctamente.

Lo mejor es usar una solución hecha específicamente para lana o un detergente suave y sin cloro mezclado con agua caliente. Debes frotarlo con un paño limpio hasta eliminar la mancha. No es bueno aplicar directamente la solución a la alfombra porque eso generará un exceso de humedad y además puede llegar a dañar las fibras.

Una vez que hayamos terminado de limpiar las manchas debemos secar con toallas de papel limpias y luego peinar la alfombra con los dedos para recuperar su aspecto original.

Al menos una vez al año debemos hacer una limpieza profunda de nuestra alfombra para que se mantenga en óptimas condiciones y tenga una vida útil más prolongada.

Para este tipo de limpiezas lo mejor es contratar a un profesional o alquilar una máquina especializada en este trabajo. El champú en aerosol también puede ser utilizado como recurso en caso de que no estén a nuestro alcance las opciones mencionadas.

Para finalizar es bueno aclarar que al pasar la aspiradora no debemos hacerlo ni en el modo de auto ajuste ni con cepillos duros ya que estos dañan los tejidos.

Teniendo en cuenta estos consejos podremos limpiar nuestras alfombras de lana de un modo más efectivo. Si buscabas algunos consejos para la limpieza de este tipo de alfombras, esperamos que os hayan sido de gran utilidad.

Ahora disfrutaremos de alfombras mucho más limpias y bonitas.