Hay muchas formas de pensar en cuanto hasta donde debe llegar la decoración de cualquier estancia de una casa, pero yo lo tengo bastante claro, debe abarcar el máximo de sentidos posibles para crear espacios y ambientes únicos que nos satisfagan en todos los aspectos y sentidos: vista, tacto, oído, gusto… y un punto muy importante “el olor”.

Creo que cada uno debemos definir que fragancias o perfumes nos transmiten más, las que más nos relajan o las que más nos excitan, según para que estancia de nuestro hogar o memento de nuestra vida las queramos. Lo bueno de esta necesidad de diferenciarnos por las fragancias, es que los ambientadores también decoran y pueden pasar a ser un elemento más que se integre con toda nuestra decoración.

Hace poco he descubierto los difusores de caña o mikados de la marca Cristalinas, unos ambientadores muy originales y estéticos, a la par que duraderos, algo muy importante para la economía doméstica, por lo que hoy os quiero recomendar su uso.

Cada fragancia nos evoca y transmite diferentes situaciones, así podríes lograr una decoración completa en vuestras habitaciones según el ambiente que queráis lograr gracias a los diferentes perfumes:

mikados o difusores de caña de Cristalinas

También te puede interesar:  Decorar escaleras en colores

¿Cuál es tu fragancia preferida… o cuál necesitas?