Son muchos muebles los que se pueden restaurar y así alargarles la vida, con la misma funcionalidad y renovando el nuevo puesto en el hogar. De esta manera podemos salvar numerosas piezas, de ser tiradas o abandonadas por los rincones.

Si tienes en casa mesas, muebles grandes, sillas… recuerda que siempre hay una solución mejor. En el artículo de hoy queremos hacer hincapié en la técnica del tapizado. Como todos sabemos, en casi cualquier vivienda, uno de los artículos que más tenemos y solemos utilizar son los asientos.

Ya sea una silla, banquetas, sillones o sofás… podemos utilizar la tapicería como método efectivo y fresco, para alargarles la vida y decorar nuestras estancias. Como todos sabemos, muchos de los casos en que sustituímos un asiento por otro es el paso del tiempo, normalmente porque el tejido ha resultado dañado o se encuentra apolillado… en mi caso arañados por el gato jeje.

Si la madera de la estructura del asiento no se encuentra demasiado dañada, seguro que podremos recuperar fácilmente el mueble. Para ello limpiamos, lijamos y pintamos con puntura base blanca, para después dar la o las capas del color deseado. Ya sabes que si quieres dejar el color de la madera lo único que puedes hacer es, en vez de pintar con base blanca, comprar un buen barniz para madera.

Para el tapizado, solo has de deshacerte del que ya tenía… para ello recuerda descorchetarlo o despegarlo.. dependiendo de como este la silla. Recuerda siempre trabajar con el asiento con las patas hacia arriba.

Una vez deshechos del tejido, probamos a tapizar con una tela nueva o que este en buenas condiciones. Recuerda que lo más bonito de esta técnica es la versatilidad que lleva implícita, pues tenemos multitud de diseños que poder seleccionar, en cuanto a tela se refiere.

Procura que , la tela, combine con el estilo que lleves en tu decoración, luego basta con tapizar el asiento y listo… una bella pieza,  con la que poder decorar nuestra casa. Como ves no es tan difícil aportar un toque de frescura añadiendo muebles restaurados.

 

También te puede interesar:  Cunas funcionales

 

Compartir
Artículo anteriorConos de flores
Artículo siguienteAmbientadores: difusores de caña o Mikados para una decoración completa
Silvia Martínez Casares
Diplomada en Educación social; técnico en laboratorio de imágen; tengo mucha experiencia en diseño gráfico, montajes, restauración, carteleria... etc. Además soy peluquera.. cosas de la vida! Por otro lado me encanta dibujar, la fotografía, la música, leer por la noche, Moto GP, la danza y claro está escribir (Tengo algunos cuentos y relatos cortos)... entre muchas otras cosas!