Cuando oigo la palabra “Apartamento” no puedo evitar pensar en aquella mítica frase del programa de televisión que regalaba a todos sus concursantes un apartamento en primera línea de mar. Además, si sois de un pueblo costero como yo y habéis estado en un apartamento, sabréis que es práctico, pequeño, de mobiliario reciclado,… Muchos adjetivos pero ninguno de ellos alaba la belleza de la vivienda.

Pero en Estocolmo, que aun no he encontrado que se hace mal allí, han reconstruido una fábrica y han hecho en ella unos preciosos apartamentos.


Amplios, luminosos y una decoración pensada para ser disfrutada y admirada, ya que gran parte de su mobiliario se encuentra catalogado en el apartado de diseño como son las sillas Eames o las Tolix, la nevera SMEG, etc.


Pero los he elegido como ejemplo no sólo por su exquisita decoración, sino también por la forma que combina dos espacios a la vez en los que sus actividades son distintas y, así tomar nota de ejemplos de separación de espacios. Al tratarse de unos espacios muy amplios y con mucha luz, te permite jugar mucho con los elementos y sus colores, pero siempre con cuidado para que no parezca una pajarería.


Con un suelo de parquet en tonos un poco oscuros y unas paredes altas y blancas, han resaltado las ventanas y puertas con un tono gris mate que aporta mucha elegancia. Un tono parecido es el que han trasladado a la cocina, dónde unos enormes armarios de pared, ocultan todos los elementos. Su color es parecido al utilizado en los marcos de las ventanas, pero esta vez se acerca más al marrón que al gris. Una encimera larga y blanca con unos pocos tarros, es todo lo que necesita.


Pero en los apartamentos que la cocina dispone de menos espacio, esta se reduce a unos armarios cubiertos, junto a otros abiertos que muestran una vajilla blanca impoluta. Para reforzar el poco espacio de encimera, han colocado una isla a escasos centímetros, que actúa también de mesa para comer en la cocina.


Con apartamentos así, una se replantea si en vez de aprender inglés no debería empezar a estudiar sueco.