Las zonas de paso, en la decoración de cualquier vivienda, suelen ser las grandes olvidadas… Sin embargo, si se les presta un poco de atención y se les dedica un poco de tiempo, se trata de espacios que se pueden aprovechar al máximo y pueden ofrecer mucho no sólo a nivel decorativo sino también funcional.

zonas de paso

Fíjate en las zonas de paso de tu casa y piensa luego en tus necesidades y en lo que dicha zona podría ofrecer y dar de sí.

Si tu casa no es demasiado grande y precisas de espacio de almacenaje, no lo dudes, aprovecha para crear algunos espacios de almacenaje extra en estas zonas desaprovechadas. Eso sí, cuidando siempre mucho la estética. Puedes apostar por algunas estanterías flotantes, que no restarán demasiado espacio y te permitirán colocar libros, cestas, incluso un equipo de música, CDs, películas o cualquier otro elemento.

Si no necesitas de espacio de almacenaje, apuesta por cuadros, flores o cualquier otro detalle decorativo que te identifique, que te agrade y que aporte personalidad y encanto a la decoración.

zonas de paso

Velas, jarrones, fotografías, pintura, arte en general, flores, plantas, algún asiento o mueble… Las posibilidades en una zona de paso son realmente infinitas, todo depende del espacio disponible, de los gustos y de las necesidades de los habitantes de la casa. Observa bien las zonas de paso de tu casa, piensa las posibilidades y, sin pensarlo mucho, ponte manos a la obra, con tan sólo algunos detalles podrás aportar un mayor encanto a la decoración general de tu casa. Además, será divertido transformar este tipo de espacio… ¿A qué esperas

También te puede interesar:  Detalles para añadir encanto a un dormitorio femenino

zonas de paso