¿Tienes en casa un mueble anticuado que no te gusta ya pero que no te atreves a tirar? ¿Necesitas renovar una mesa, una cómoda o un armario pero la pintura no es lo tuyo? Hoy vas a descubrir una nueva forma de actualizar tus muebles: utilizando preciosos y originales vinilos adhesivos.

vinilos adhesivosCuando pensamos en una forma práctica de renovar el aspecto de un mueble viejo y deteriorado lo primero que nos viene a la cabeza es la pintura. Y no es de extrañar porque es uno de los mejores recursos a nuestro alcance para cambiar totalmente la apariencia de cualquier mueble. Sin embargo, hay otra forma más sencilla todavía de obrar el milagro: utilizando vinilos adhesivos.

Aunque la pintura sea capaz de dar como resultado muebles realmente maravillosos, lo cierto es que no todo el mundo cuenta con la habilidad para hacerlo bien y obtener resultados satisfactorios. Para todas estas personas más inexpertas los vinilos adhesivos se convierten en una opción inmejorable para decorar cualquier pieza. Te contamos cuáles son sus pros y sus contras (en seguida verás que tienen más de lo primero que de lo segundo).

Elegir vinilos adhesivos, un acierto seguro

Vivimos en una sociedad de consumo, no hace falta que lo diga. Y, a pesar de que esto se refleja continuamente en nuestro día a día, siempre encontraremos un momento, aunque sea fugaz, de plantar cara al consumismo desenfrenado.

Como cuando decidimos conservar ese mueble que nos resulta práctico a pesar de que está un poco estropeado. Niégate en redondo a tirarlo a la primera de cambio y resístete a sustituirlo por otro nuevo. Verás como no es tan difícil darle un look renovado y actual. Cuando hayas terminado de decorarlo con uno o varios vinilos adhesivos seguro que te gustará tanto que te alegrarás de haber tomado la decisión de conservarlo.

Si hasta ahora la pintura era el medio elegido en la mayoría de los casos para darle otro aire al mueble roto, la historia ha cambiado con la aparición de los vinilos adhesivos. Hoy podemos usar esta maravillosa técnica para lograr efectos espectaculares.

También te puede interesar:  Arcón indio para el dormitorio

Todo son ventajas

Los vinilos decorativos tienen un sinfín de ventajas frente a otras técnicas y materiales. Para empezar son fáciles y rápidos de colocar. Puede que la brocha y el pincel te provoquen cierto respeto y no te atrevas a usarlos alegremente. Sin embargo, los vinilos se colocan sin problemas, siempre que sigas las recomendaciones del fabricante.

Otra ventaja interesante es que no necesitas ninguna herramienta especial para ponerlos sobre el mueble o la superficie que desees renovar. Tampoco hay que preparar el soporte de ninguna forma especial, más allá de procurar que esté bien limpio para lo cual puedes usar un producto desengrasante.

La facilidad y comodidad a la hora de instalar los vinilos decorativos se extiende también al lugar donde vas a trabajar. No te tendrás que preocupar de las manchas, ya que el trabajo se realiza de forma muy cómoda, sin grandes preparativos.

Por si todas estas ventajas fueran pocas, hay otra más que me parece la mar de interesante. Los muebles renovados con vinilos adhesivos apenas requieren mantenimiento alguno. Un trapo húmedo es suficiente para quitar el polvo de la superficie y limpiar cualquier mancha.

Pensando en el ahorro

Los vinilos adhesivos son una estupenda opción para ahorrar. No solo no tendrás que tirar tus muebles viejos, sino que tampoco será necesario que inviertas mucho tiempo en renovarlos.

Además, es una alternativa más económica que la pintura, puesto que no hay necesidad de comprar materiales caros ni utensilios adicionales a la hora de colocarlos.

Pon a prueba tu imaginación

Uno de los alicientes de utilizar vinilos adhesivos para decorar y recuperar un mueble viejo es que podrás personalizarlos a tu gusto. Como tienes tantas ideas para elegir, seguro que encuentras la que se adapta exactamente a lo que buscas en cada espacio.

También te puede interesar:  Decorando espacios pequeños

En algunas ocasiones puede que necesites aportar un poco de color a un espacio algo soso y aburrido. En otras, querrás un acabado más elegante, quizás imitando a otros materiales como el mármol o la madera. Existe una variedad de diseños tan extensa que podrás dejar volar tu imaginación para crear efectos únicos y totalmente personalizados.

¿Has pensado en combinar diferentes diseños? ¿Y utilizar los mismos motivos en la pared y los muebles? Puedes coordinar el papel pintado con los vinilos adhesivos para una mesa o las puertas de un mueble. E incorporar algunos textiles a juego. O decorar los electrodomésticos de la cocina, siguiendo la misma línea y color que en los armarios. Hay miles de alternativas interesantes por descubrir.

¿Qué te ha parecido la idea de recuperar muebles con vinilos adhesivos para darles otro aspecto? ¿Te animas a decorar alguno de los tuyos? Ya verás, empezarás con uno y te resultará difícil parar…

Fotos: Pixers.

Compartir