Queridos amigos, el color blanco es ideal para crear ambientes perfectos para nuestro cuarto de baño.  Esta vez, el azul es el color utilizado para que rompa un poco con la frialdad y la monotonía de un solo tono, en este caso el blanco.

Sobretodo para espacios pequeños, los colores claros como el blanco, son ideales para el aumento de la luminosidad, para brindar claridad y dar la sensación de amplitud a la estancia. Pero a veces abusar del color blanco puede dejar la estancia carente de encanto o fría.

Para evitar esto hoy hablamos de implementar el color azul en tu baño. En este caso se convierte en una buena solución, contrastando con el blanco. Buscando soluciones para nuestro baño, el papel pintado en un azul intenso es ideal, se convertirá en nuestro protagonista.

Podemos poner una o varias paredes con papel pintado en un bonito color azul, así crearemos expectativas visuales. Además podemos jugar con algunos vinilos o dibujos en la pared.. en este caso  un artículo decorativo de gran formato cmo este número en la pared… también puede ser una letra así daremos un toque original al baño.

Para añadir dinamismo  podemos completar el baño con espejos. Uno grande instalado en la pared, junto a otro más pequeño. Los espejos son elementos perfectos para potenciar la luz del espacio.

Por último se añade una silla de diseño, en este baño blanco y azul, para aportar cierto carácter al mismo. Este modelo se llama Tolix, de estilo industrial. Pero esta no es solo una silla, además funciona como un mueble auxiliar.