Si quieres sacar el máximo partido a cada rincón de tu casa y además lograr ambientes más cálidos y acogedores, apuesto por los bancos de interior.

Los bancos de interior suponen una apuesta perfecta casi para cualquier estancia: zonas de paso (recibidores, pasillos, etc.), habitaciones infantiles, salón, cocina, porche…
Con ellos puedes crear nuevas áreas de descanso, con según qué modelos puedes adquirir además un espacio extra de almacenaje y además, en tu decoración, supondrán un atractivo visual.

Si tienes un recibidor o zona de paso con pocos metros y quieres sacarle el máximo partido añadiendo un guiño romántico al ambiente, un delicado banco de forja en color blanco, como este, es perfecto:

 

banco de forja

En habitaciones infantiles, por ejemplo, el espacio de almacenaje es una cuestión importante a tener en cuenta. Un banco de este tipo resulta perfecto para habitaciones infantiles, ya que, además cumple la función de arcón, pudiendo almacenar en él muchísimos juguetes que con sólo levantar el asiento estarán de nuevo a su alcance.

banco blanco

En un recibidor, un banco resulta no sólo decorativo, sino también muy funcional, especialmente si cumple además la función de zapatero. Un ejemplo perfecto para colocar en un recibidor es el siguiente:

banco con almacenaje

Aunque podría ser perfecto también para crear una zona de lectura en un espacio desaprovechado: un pasillo, bajo una ventana, bajo la escalera….

Los hay de todos los estilos, fabricados en todos los materiales, en todos los colores, en infinidad de tamaños… Sea como sea tu casa o sea como sea tu espacio, seguro que encuentras algún banco que puedas se adapte a lo que buscas y necesitas.

¿Te animas a incluir un banco en decoración?

  • Mayte

    El segundo, el banquito con arcón es el HEMNES de Ikea

  • Rosa Barrón

    Hola. ¿Me podrías decir dónde conseguir los bancos de las últimas dos fotos?
    Gracias.

  • Pingback: Bitacoras.com()