Hoy te proponemos llenar la casa de pequeños detalles que nos ayudarán a enriquecer toda la decoración de nuestro hogar. Así pues te proponemos una fantástica idea, candelabros de vidrio pintado! No es necesario tirar del bolsillo para poner nuestra casa bien mona!

Los materiales que debemos conseguir serán un recipiente de vidrio que nos guste, pintura específica para cristal, un pequeño rodillo, pasta de relevo, un rotulador y una vela pequeña. Recuerda no poner una vela que desprenda demasiado calor… no queremos tener ningún accidente!

Para comenzar con este precioso candelabro de vidrio pintado, realizaremos un dibujo que nos guste sobre el propio vidrio. Para ello debemos de ayudarnos de un rotulador, ve repasando los trazos y líneas del dibujo que hemos elegido sobre el cristal.

Una ve hecho y seco, vuelve a repasar pero esta vez con pasta e relevo vitral. De venta en muchas tiendas de manualidades, este producto es muy sencillo de utilizar… tan solo ve siguiendo las líneas marcadas con el tubo. Cuando hallamos terminado, dejaremos secar muy bien antes de continuar.

 Ahora toma la pintura para vidrio y con un rodillo pintamos el mismo por zonas. Cada zona la pintamos de un color diferente, cabe destacar que aquí podemos utilizar la imaginación… utiliza los colores que mejor combinen con tu decoración.
Una vez pintado el candelabro, dejamos secar muy bien la pintura.. al menos durante 8 horas. Por último colocamos la vela o candelita en el recipiente y la encendemos… ya verás qué luz más hermosa!
Como véis no es tan difícil o caro dar a nuestro hogar un toque especial. Los pequeños detalles son los ingredientes necesarios para enriquecer la decoración que pretendemos dar a nuestro hogar.