Desde hace ya algunos años, la decoración vintage se mantiene como una de las tendencia más importantes en el mundo del interiorismo y la decoración. Dentro de este estilo de decoración, las colecciones de cerámicas que regresan al pasado añaden un toque diferenciador a las estancias, tanto si son empleadas en las paredes como en los suelos de las casas. Gracias a sus formas, colores, motivos y relieves, estas cerámicas nos traen la esencia de otra época.

En los últimos tiempos se ha incrementado el gusto por rescatar piezas antiguas con intenciones decorativas y compaginarlas con elementos modernos, encontrando así un equilibrio perfecto entre lo clásico y lo actual. Habitaciones, baños, cocinas, salones acogen a la perfección pavimentos y revestimientos cerámicos inspirados en las casas de nuestros antepasados.

Baños con diseños de otras épocas

Si nos centramos en los baños, los diseños clásicos adquieren un gran protagonismo. Estos se han convertido en estancias que cada vez son decoradas con mayor mimo. El creciente gusto por evocar estilos propios de otros tiempos está cada vez más asentado, también en la cerámica. Si nos fijamos en muchas de las colecciones recientes, nos podemos dar cuenta que estas recuperan motivos geométricos tradicionales como pueden ser toques florales y vegetales, y que están inspirados en los papeles pintados que se utilizaban al principio del siglo XX.

Cuentan con  diseños que hacen una clara alusión a la naturaleza, utilizando tonos monocromos rosas, grises o azules, pero siempre con un toque vintage. De forma habitual, se presentan en formato de azulejos de 10×10 cm. Gracias a esto, es posible crear composiciones en gamas de colores básicas y que utilizan el esmalte como arma de seducción.

También te puede interesar:  Escritorio móvil y ecológico

Cocinas con aire retro

En este otro caso, las colecciones cerámicas incluyen entre sus diseños, revestimientos y pavimentos inspirados en los motivos de las baldosas hidráulicas. Lo podemos ver como un clásico de la decoración que aparece renovado, capaz de ajustarse a las últimas propuestas de interiorismo pero con todas las posibilidades de los materiales cerámicos. A la hora de utilizarlos, podemos colocar composiciones rítmicas o aleatorias, dándonos la opción de combinarlos con baldosas lisas, creando un ambiente retro pero con una estética contemporánea.

Las cocinas tampoco pierden la decoración con motivos vegetales. Los motivos se hacen más sutiles, suavizando la sensación del conjunto. Se presentan sobre bases de color que también nos evocan un soporte vegetal.

Un clásico por el que no pasa el tiempo

Las nuevas composiciones de baldosas basadas en el mix de diseños, da como resultado la versión moderna de una tendencia tradicional. Estas colecciones se encargan de seguir la tendencia de recuperación de recuerdos y las sensaciones de las casas antiguas pero desde un enfoque contemporáneo. El collage de diferentes motivos sirve de inspiración para decorar los suelos y las paredes de las estancias principales de la casa. Los más empleados suelen ser los geométricos, los arabescos y las flores. Admiten tanto el clásico ‘black & white’ como un universo multicolor con azules y verdes a la cabeza. Ante esta riqueza, lo ideal es combinar los pavimentos con mobiliario, carpintería y paredes lisas o en colores neutros para no recargar el ambiente.

Fuente: Nota de Prensa Ascer

Compartir