La belleza del lino reside en su esencia natural, en la frescura que aporta a cualquier ambiente y en lo auténtico de su tacto. Y, además, es perfecto para los meses más calurosos del año. Apuesta por el lino para vestir la casa y le darás un toque veraniego muy especial.

lino para vestir la casa etsy
Fuente: Etsy

El calor y el sol ya están aquí, y con este aumento de las temperaturas llega el momento de renovar un poco la decoración. Igual que cambiamos de arriba abajo nuestro armario y guardamos las prendas de invierno y las botas para sacar camisetas y sandalias, lo ideal es hacer lo mismo con nuestra casa. ¿O de verdad piensas que te va a apetecer sentarte en ese sofá de cojines de chenilla, lana o terciopelo? Apuesta por el lino para vestir la casa y verás qué cambio.

Mira cada habitación con ojos analíticos y piensa cómo puedes darle un aire más fresco, natural y elegante al mismo tiempo. Pues, bien, te lo diré: cambiando los textiles y optando por telas de lino. Son tan bonitas, tan frescas y naturales que te van a cautivar sin que puedas hacer nada para impedirlo.

Lino para vestir la casa en verano… y en invierno

Fuente: Zara Home

No sé si sabrás que el lino es uno de los tejidos perfectos para el verano. Es fresco, transpirable y natural al 100% por lo que nos ayuda a combatir las altas temperaturas. Elígelo para tus prendas de vestir, pero también para la ropa de casa y acertarás ya que su ligereza y frescura aportan a la decoración un toque natural y refrescante, que es precisamente lo que se necesita en esta época del año.

Sin embargo, últimamente cada vez son más los amantes del lino para vestir la casa durante todo el año. Por ejemplo, los seguidores del estilo nórdico abogan por una decoración basada en los materiales naturales. A ellos les encanta el lino y lo usan también en invierno.

También te puede interesar:  Mide mientras cocinas

Como combina perfectamente con otras fibras como el algodón o, incluso, las lanas, también quedará muy bien en forma de cojines para un sofá o en las cortinas de cualquier habitación de la casa. Adaptarlo a tus propios ambientes será muy sencillo y el resultado te va a encantar.

Un tejido con historia

Fuente: Etsy

Una de las cosas que más puede sorprendernos del lino es su antigüedad. Los orígenes de esta planta se remontan a los tiempos de los egipcios. Ellos ya cultivaban lino y utilizaban el tejido para envolver a las momias.

Pero la historia del lino no se queda ahí. De hecho, hasta el siglo XVIII y el auge del algodón, el lino fue la fibra textil más importante y más utilizada después de la lana. En Europa, fueron los países del norte occidental los que empezaron a cultivar esta planta, sobre todo, Bélgica, Alemania y los Países Bajos, aunque después se extendió su cultivo a los países del sur como España, Francia y Grecia.

Fuente: Zara Home

Sea como sea, puede decirse que el consumo del lino se hizo viral, y no es para menos, ya que es una fibra muy resistente y duradera, además de natural. Esta característica del lino, la de ser un material totalmente natural, me parece muy relevante. ¿A quién no le gusta tocar un tejido natural, y no uno sintético de esos que sueltan chispas a la menor fricción?

Lino por todos los rincones

Fuente: Inuk Home

Esta variedad que nos ofrece el lino a la hora de aplicarlo en la decoración de la casa es otra de las cosas que me gustan de él. Con lino se confecciona una ropa de cama buenísima, capaz de cambiar la atmósfera de cualquier dormitorio pesado y anticuado. Abre las ventanas, pon en tu cama unas bonitas sábanas de lino y parecerá que has hecho un milagro.

También te puede interesar:  Hushamok, un nuevo concepto del descanso infantil

Y ahora que el verano está a la vuelta de la esquina, no podrías tomar una decisión mejor. Recuerda que el lino es fresco y no da nada de calor, sobre todo si las eliges en color blanco. Y, ya que estás introduciendo el mágico lino en el dormitorio, ¿por qué no cambiar las cortinas por unos ligeros visillos de lino?

En la cocina y el comedor

Fuente: Zara Home

Si estás buscando detalles para decorar la mesa con un estilo rústico y natural, sin que pierda actualidad, piensa en poner una bonita mantelería de lino. Encontrarás muchos modelos y colores para elegir, pero a mí personalmente me gusta el color natural del lino, entre un suave gris y un blanco roto.

El lino le da un toque campero a cualquier celebración en torno a la mesa, y no por ello pierde su elegancia auténtica.

Fuente: Zara Home

Pero no solo en estos ambientes triunfa el lino. También encuentra un lugar perfecto en el salón, tanto en las cortinas como en los cojines. Mezcla las fundas de lino con otras de otros tejidos y acertarás.

Como ves, elegir el lino para vestir la casa es una estupenda idea lo mires por donde lo mires.

Compartir