Puede parece sencillo pero nos gustaría darte algunos consejos de como clavar un clavo correctamente, para evitar desperfectos en las paredes de tu hogar. Que seguro que más de una vez al clavar un clavo la hemos liado parda.

Clavar un clavo no es difícil, pero si nunca lo has hecho te pueden surgir dudas para evitar que quede torcido, que se caiga, que hagamos un gran agujero en la pared o incluso que nos golpeemos con el martillo la mano o el dedo haciéndonos mucho daño.

Clavar un clavo sobre superficie de madera

Aprender a clavar un clavo en madera

La madera es un material que puede ser realmente resistente y versátil a la hora de utilizarlo en una obra, en la creación de un mueble y otros mil y un usos. La madera se puede romper o agrietar al intentar clavar un clavo, hay que tener cuidado para no clavarlo demasiado o golpear muy fuerte provocando daños en la cobertura de la madera.

  • Lo primero revisa tu madera, es importante conocer el grado de humedad, ya que cuando más vieja y seca esté la madera, mayor será la posibilidad de que la madera se parta o se agriete. Recuerda la madera es un material vivo.
  • Coloca el clavo a clavar perpendicular y haz que tu antebrazo haga de palanca, no la muñeca. Recuerda que tienes que evitar poner el clavo en los bordes de la madera para evitar que se agriete o se rompa.
  • Elige el clavo adecuado para madera. Piensa si querrás que sea visible o no cuando termines de clavarlo. Puedes utilizar clavos sin cabeza para que queden mas ocultos, o con cabeza y después cubrirlos con un embellecedor que simule madera.
  • El martillo tienes que sujetarlo por el mango, como es lógico no lo sujetes por la cabeza. El clavo podemos sujetarlo con los dedos con una pinza de tender ropa para evitar golpear nuestros dedos. Una vez que demos los primero golpes podremos soltar el clavo.
  • Si tu opción fueron los clavos sin cabeza podrás utilizar un pequeño punzón para terminar de hundirlo en la madera.
  • Si necesitas unir dos o más trozos de madera con un clavo tendrás que sujetar el trozo de madera más pequeño sobre el de mayor tamaño. Para garantizar una mejor sujeción lo mejor es que pongas un mínimo de dos clavos y en forma de X o aspa para que sea más estable. Todo dependerá también de que estes haciendo.
También te puede interesar:  Las mejores historias, en mi mesa de estudio…

Clavar un clavo en una pared

Lo primero de todo es la superficie sobre la que vamos a clavar nuestro clavo. No es lo mismo una superficie de madera, que comentamos antes, que una de pladur o yeso, que una de cemento que comentaremos después.

  • Recuerda que el martillo hay que sujetarlo por el mango, no por la cabeza.
  • Volvemos a sujetar el clavo con la mano o con una pinza de la ropa para evitar golpear con el martillo nuestros dedos. Comienza a golpear sin ser demasiado brusco, así evitarás hacer un agujero más grande de os deseado.
  • Ves golpeando poco a poco con ligeros golpes, una vez que la punta del clavo está dentro ya no tendremos que sujetarlo y seguiremos golpeando para terminar nuestra labor.
  • Después podremos también poner un embellecedor o bien poner masilla y pintar para ocultar 100% el clavo en la pared.

Clavar un clavo en la pared con taco

Haciendo agujero con taladro en pared de cemento

Cuando queremos poner un clavo y que esté más sujeto y estable utilizaremos un taladro para hacer un agujero donde meteremos primero un taco donde irá el clavo, tornillo o alcayata (escarpia). Esto suele ser lo más fácil para evitar agrietar la pared o liarla más, ya que con el taladro normalmente el agujero será más limpio.

Clavar un clavo en una pared de cemento

Si la pared es de cemento es posible que sea muy gruesa o muy dura, por lo que clavar un clavo en esta superficie será complicado.

  • Podemos utilizar un corcho, colocando el clavo en un corcho iremos golpeando el mismo contra la pared. Una vez que el clavo este clavado podemos quitar el corcho con un cuchillo o tijeras.
También te puede interesar:  Bricolaje: cómo hacer un puff paso a paso

Aquí os dejamos un vídeo de como se clava un clavo con el “truco del corcho”.

Clavar un clavo en cemento u hormigón mejor con taladro

Pero no te vuelvas loco si la superficie es de cemento u hormigón lo mejor es que utilices un taladro para con un taco poner tu clavo, tornillo o alcayata (escarpia).

Clavar un clavo sobre azulejos

Las cocinas y baños son lugares realmente complicados para poner un clavo, de hecho lo normal es utilizar un taladro o incluso accesorios adhesivos para evitar romper nuestros azulejos.

  • Si optamos por utilizar un taladro tendremos que limpiar bien la superficie del azulejo.
  • Después de medir y decidir donde tenemos que hacer el agujero tenemos que marcar el punto y solemos recomendar marcar de forma suave el punto con un punzó o clavo. Así haremos un punto donde apoyar la broca del taladro.
  • Antes de empezar a taladrar recomendamos poner cinta adhesiva o mejor cinta de carrocero (o de papel) sobre la que haremos el agujero y nos ayudará a mantener la broca sin deslizamiento imprevistos.
  • El punto que marcamos será nuestra guía para iniciar el agujero con el taladro y la cinta nos ayudará a que la punta del taladro no resbale cuando gire.
  • Ahora que tenemos la perforación o agujero realizado tendremos que poner el taco (o tarugo) de plástico, el cual nos permitirá introducir el tornillo, clavo o alcayata dependiendo de que queremos instalar.

Como clavar un clavo de forma segura

Estos dos vídeos te ayudaran en como clavar un clavo de forma segura de forma sencilla y original. ¿Cuántas veces te has machacado los dedos al utilizar el martillo? Se acabo el hacerse daño.

También te puede interesar:  La perfecta simbiosis

Esperamos que estos sencillos trucos y consejos de como clavar un clavo en la paredes tu hogar sean de material que sean te sirvan de guía para hacerlo mejor y sin contratiempos.