Hace unos días te contaba algunas tendencias decorativas irresistibles para dar a tu vivienda un aire moderno. Hoy voy a proponerte ideas que funcionan de maravilla para decorar tu casa de alquiler con toques que añadirán muchos puntos de personalidad a las estancias. En definitiva, que podrán transformar tu apartamento en un auténtico hogar. ¡Empezamos!

decorar tu casa de alquiler
Fuente: Apent Hus

Decorar tu casa de alquiler o ese apartamento al que te acabas de mudar de manera que sea un espacio muy tuyo no es una misión imposible. Basta con jugar con ciertos recursos decorativos bien pensados y estratégicamente expuestos y habremos triunfado en ese cambio de look.

Decorar tu casa de alquiler con rincones muy tuyos en todas las estancias

Fuente: Home Designing

Lo ideal es que cada habitación de la casa diga mucho de ti, se beneficie de esa nueva imagen más hogareña e íntima, sin duda más sugerente que la decoración fría e impersonal que suele definir a estas viviendas. Desde el recibidor hasta las zonas más privadas, como los dormitorios. Y, por supuesto, el espacio rey donde te encanta pasar horas y horas del día: el salón. Incluso la cocina y el baño pueden estrenar un nuevo look más a tu gusto. Decorar tu casa de alquiler con pequeñas soluciones que no implicarán una gran inversión económica. Ni obras de ningún tipo.

A veces serán unos objetos entrañables cargados de gran valor sentimental. En otros casos un revestimiento que te encanta por su gran potencia visual, un mueble súper especial tal vez heredado… No se trata de poner a la última tu apartamento, si no de llenarlo de ti con una decoración que refleja tu manera de vivir, se tiñe de tus colores preferidos y exhibe tus preferencias decorativas.

También te puede interesar:  Consejo para limpiar el acero

El toque más llamativo, en el recibidor

Fuente: decojóndepato

Decorar tu casa de alquiler con una imagen arrolladora empieza por el recibidor. Esencial para captar la primera impresión, la primera sensación acerca de los gustos de la persona que vive en la vivienda. De manera que toca esmerarse al máximo para dar con esa idea capaz de impresionar a nuestros invitados y amigos.

Quizá el éxito radique en apostar por una sola pieza u objeto. Volcar en él todo el protagonismo visual, sobre todo si se trata de un espacio pequeño o mínimo, apenas un par de metros cuadrados que dan paso al resto de las habitaciones. Una fotografía a tamaño XXL de un viaje, un pequeño mueble heredado, una bella pieza de artesanía o un espejo de pie impactante. Es todo lo que se necesita para transformar el recibidor en un espacio lleno de vida.

Un lugar especial en el estudio para los recuerdos

Fuente: Ideal Home

Enseñar esos objetos que nos hacen tan felices y nos han regalado muchos momentos de felicidad a lo largo de nuestra vida. Hacer que formen parte de la decoración. Tan fácil como eso para imprimir tu propio sello a las paredes de un estudio o a una zona de trabajo. Quizá ha llegado la hora de sacar a la luz esa colección de vinilos tan cuidadosamente guardada, o esas portadas de antiguas revistas que llevan contigo toda una vida.

Tampoco debemos olvidarnos de las fotografías y de los libros de viejo, aliados infalibles para crear sensación de hogar. Enmarcados en la pared seguro que quedarán fantásticos. Pero también dispuestos sobre una mesa o una superficie amplia, o apilados de un modo llamativo. Cuanto más original sea la fórmula para exhibirlos, más estimulante será decorar tu casa de alquiler con estas sutiles transformaciones.

También te puede interesar:  Cómo limpiar el moho de las paredes

Vestir los suelos con calidez y color

Fuente: Leroy Merlin

El suelo de una casa es esencial en el conjunto de la decoración. Puede puntuar al alza o hacer desmerecer el resto de la decoración porque resulte frío, esté un tanto anticuado o deteriorado. Y por lo general el de una vivienda de alquiler siempre se encuentra en alguno de estos casos. Lo más sencillo y a la vez eficaz es vestir los suelos con alfombras de diferentes tejidos y tamaños. Garantizan calidez y pueden acaparar un gran protagonismo en la decoración de las habitaciones. Solo es cuestión de reflejar en ellas nuestra paleta cromática y apostar por el estilo que más nos va: alfombras étnicas, artesanas, con dibujos geométricos, de tonos suaves, eléctricos, etc. Cualquiera funcionará de maravilla.

Customizar muebles y paredes con vinilos

Fuente: TeleAdhesivo

Sigo pensando en esos pequeños toques tan poderosos para decorar tu casa de alquiler con una personalidad incuestionable. Y no podían faltar los vinilos de quita y pon, si lo que nos gusta es customizar muebles y superficies lisas. Sin duda son una solución exprés estupenda para lograr un cambio de imagen total en frentes de muebles, armarios de cocina e incluso alguna que otra pared carente de gracia.

También es una idea atractiva para pensar en estos vinilos cuando nos apetece crear zonas de interés visual. O bien disfrutar de mayor intimidad en una estancia usándolos sobre superficies de cristal. Tal vez la silueta de una figura humana al fondo de un pasillo, un paisaje con efecto 3D… Los murales de gran formato quedan espectaculares sobre paredes altas y anchas y sobre armarios de puertas lisas. Prueba y verás qué pasada.

También te puede interesar:  My Deco, un simulador para probar... y comprar

Luces íntimas y envolventes para la noche

Fuente: Home Designing

Iluminar la casa con una luz nocturna envolvente. Otro toque imprescindible para decorar tu casa de alquiler con un aire que emane sensación de hogar. La luz ambiental es infalible para dotar de personalidad a los espacios, generando atmósferas especiales y ricas en matices lumínicos. Es un tipo de luz mucho más decorativa que funcional, de manera que podemos jugar con ella para crear ambiente íntimos a base de luces tenues. Para crearla existen muchos soluciones donde escoger: lámparas de sobremesa, de pie, o regletas de leds pensadas para colocar bajo los muebles.
Creo que ya estás deseando aplicar alguno de estos toques decorativos. ¿Por cuál vas a empezar?