Claves para plantear una iluminación sostenible en casa. ¡No esperes más!

-

- patrocinador -

Si planificar una buena luz artificial en casa es un capítulo importantísimo para nuestra vida diaria, también lo es proteger el medio ambiente y el futuro del planeta. Descubre algunas recomendaciones efectivas para lograr una iluminación sostenible que nos ayude a ahorrar energía y también dinero.

iluminación sostenible
Fuente: Novelec

Nadie duda de que necesitamos luz eléctrica en casa. El consumo energético de los hogares es algo a lo que no podemos renunciar, aunque es necesario hacer un buen uso de la electricidad. Nos encontramos en un momento de emergencia climática, y toda medida que tomemos, por pequeña que nos parezca, es importante.

- patrocinador -

Un consumo responsable de la energía va más allá de estar atento y no dejarse las luces encendidas. Aquí tienes algunas claves para mantener en tu hogar una iluminación sostenible. Resultan muy útiles y, si las pones en práctica, verás cómo reduces en consumo en tu factura eléctrica.

Recuerda: no se trata de pasar penurias iluminando nuestros espacios de forma pobre o insuficiente. Más bien se trata de adoptar ciertas soluciones que nos brinda la tecnología (y otras que son de sentido común) para ganar en eficiencia.

Luces LED para una iluminación sostenible

iluminación sostenible
Fuente: Lightology

Cambiar las bombillas halógenas o de bajo consumo por otras de tecnología LED es una de las primeras medidas a tomar para lograr en casa un iluminación más sostenible y responsable con el ecosistema.

Además, si todavía no has hecho el cambio debes saber que estás perdiendo dinero. Las bombillas LED consumen hasta un 80 % menos que una bombilla incandescente tradicional. Es cierto que cambiar todas las bombillas de tu casa de una vez te va a resultar un poco caro, así de primeras, pero has de pensar que es una inversión para el futuro. En menos de un año habrás amortizado el dinero invertido. Y tampoco hace falta cambiar todas las bombillas de una vez, puedes hacerlo en varias fases.

Instala reguladores de luz y detectores de presencia

iluminación sostenible
Fuente: Ikea

Este tipo de mecanismos, bastante sencillos por otro lado, resultan muy prácticos a la hora de regular la cantidad de luz que gastamos… o malgastamos. Si instalamos reguladores de luz en las lámparas del salón o del dormitorio, podremos adaptar la iluminación a las actividades de cada momento lo que creará ambientes más adecuados en cada caso. Atenuar las luces será, además de un factor de la iluminación sostenible, un ahorro.

Y en cuanto a los detectores de presencia, me parecen un verdadero descubrimiento para ciertos espacios. Como el pasillo, por ejemplo. La luz se enciende cuando detecta a alguien que lo atraviesa, y se apaga cuando no pasa nadie. Así no corres el riesgo de dejarte esas luces encendidas.

Apuesta por una iluminación funcional

Fuente: Lightology

Estudiar las necesidades que tienes desde un punto de vista de la iluminación es importante, también para ahorrar y consumir menos energía. Piensa qué tipo de luz necesitas y dónde, según tus costumbres y tu estilo de vida. ¿Te gusta leer en la cama por las noches? Si as así necesitaras un luz en la mesilla. ¿Trabajas o estudias en casa? Te hará falta una buena lámpara de escritorio.

Teniendo las soluciones lumínicas adecuadas es más fácil que consigamos una iluminación sostenible y práctica, sin derrochar nada de luz.

El salón, mejor con varias lámparas

Fuente: Leroy Merlin

Este consejo es casi una extensión del anterior, pues se basa en la funcionalidad de la iluminación. Si colocas en tu salón una sola lámpara de techo de gran tamaño, tendrás que encenderla siempre, sea lo que sea lo que estés haciendo.

Es mucho mejor disponer de varias fuentes de luz. Así, si estás charlando con alguien en el sofá bastará con encender una lámpara auxiliar que tengas cerca y alguna más de apoyo en el resto del espacio. La clave está en modificar la iluminación de la estancia según las necesidades, y eso solo puede hacerse si tienes diferentes lámparas además de la de techo: de pie, de mesa, apliques de pared, etc.

Las bombillas, siempre impolutas

Fuente: Lightology

Puede que no te parezca una cuestión muy importante, pero si las bobillas acumulan mucho polvo y suciedad, darán menos luz. Para lograr su máxima capacidad lumínica tienen que estar limpias. Por eso conviene que le pases un paño suave y seco de vez en cuando y tendrás unas bombillas y unas lámparas más eficientes.

Los espacios abiertos aprovechan mejor la luz

No se trata de hacer una reforma integral en casa ni de tirar los tabiques a diestro y siniestro, pero sí conviene saber que en las viviendas de planta abierta la luz se aprovecha más y mejor. Y esto es porque puede circular libremente sin los obstáculos que suponen muros y paredes. Por eso este tipo de espacios suelen resultar más sostenibles, desde un punto de vista energético.

Ya ves que todos podemos adoptar medidas para tratar de reducir nuestro consumo energético doméstico y planificar una iluminación sostenible en casa. Con estas medidas de las que hemos hablado no resulta tan difícil cuidar el medioambiente y ahorrar en la factura de la luz, ¿no crees?

¡Únete a nuestro canal de Telegram con lo más destacado en nuestra Revista de Decoración 2.0 y las mejores ofertas en Decoración!

¡Conecta con el canal de Telegram de Decoración!

- patrocinador -
Monica Corredera
Monica Correderahttps://decoracion2.com/
Periodista especializada en decoración. Interesada por todo lo que tiene que ver con el interiorismo y el mundo deco.


¡Únete a nuestro canal de Telegram con lo más destacado en nuestra Revista de Decoración 2.0 y las mejores ofertas en Decoración!

¡Conecta con el canal de Telegram de Decoración!