Siguiendo con las propuestas primaverales para cocinas, hoy vamos a ver una casa dónde el azul es su color principal. Lo encontramos en suelos de madera y en armarios y mobiliario también aparece aunque en un tono más intenso.


En otras estancias de la casa, el azul sube por la pared hasta que llega al techo. Pero en ella los protagonistas son el mobiliario, por su moderna forma y el diseño de sus piezas. Se aprecia en todas las estancias el refinado gusto por la decoración por parte de los dueños de la casa.


La cocina me tiene el corazón robado, ya que me gusta cada rincón. Situada en una pequeña esquina de la casa, el techo de esta hace bajada, por lo que la sensación de poco espacio esta más presente. Pero lo han sabido solucionar gracias a dos ventanas con luz natural y la comunicación directa con la siguiente estancia, el salón.

La pared al completo esta llena de baldosas en un tono azulado claro, el techo esta hecho de láminas de madera y el suelo lo tiñe al completo un color negro intenso. Si la mezcla ya parece rara, nunca imaginarias que la combinación de color que ha elegido para unificar la estructura del mobiliario de la cocina es el amarillo.

La cocina dispone de una isla central blanca en la superficie, pero con una parte descubierta en la inferior. Lo que nos muestra es una estructura metálica pintada en amarillo. El contraste que muestra la madera descubierta y color amarillo es tan original como impactante.

Por eso el resto del mobiliario sigue con el mismo tono azul claro, mientras que la grifería amarilla vuelve a romper la monotonía de los otros colores. Un ejemplo claro de la excelente combinación de estos colores es el cuadro que hay sobre la encimera. En él se mezclan el rojo, un color cálido que emula la madera, el azul y el amarillo. Un cuadro igual de original que la cocina.


Si quieres conocer más detalles, consulta la revista Residence.