La cocina es uno de los espacios más indicados para desarrollar nuestra creatividad, ya que nos permite elegir entre toda una gran variedad de posibilidades y nos concede la oportunidad de convertirla en una pieza única.

Si deseamos convertir nuestra cocina en un lugar único adaptado a nuestro estilo de vida deberemos, entonces, perderle el miedo al color.  El color es el elemento esencial que nos ayudará a darle a nuestra cocina un look muy especial, mucho más atractivo y moderno.

foto_grande21

Los colores, utilizados y combinados de forma correcta, hacen posible que podamos elegir entre múltiples estilos y son capaces de otorgar a nuestra cocina de una sensación de modernidad muy especial.

Como un buen ejemplo de lo comentado hasta ahora podemos nombrar a la firma “TheSingularKitchen“, que apuesta por llenar la cocina con la vida que le concede el color.  Eligiendo tonos más fuertes para las paredes de la cocina que combina, después, con elementos más sencillos.  La sensación de modernidad es inmediata e intensa, dando nueva vida a un espacio que generalmente solemos descuidar.

22621

El color también puede ayudar a conseguir que el espacio parezca más amplio, e incluso aporte una mayor sensación de comodidad al transmitir una visión más despejada del conjunto.

Es muy importante ser conscientes de que los colores transmiten, sobre todo, sensaciones y, por tanto, también es fundamental plantearse qué sensación deseamos transmitir a las personas que entren en este espacio.  Un color naranja conseguirá que nuestra cocina sea percibida como un espacio jóven, mientras que un color blanco transmitirá una mayor sensación de paz y de quietud.

41711

Si deseamos huir de lo clásico y somos conscientes de que  una cocina no tiene por qué ser aburrida no debemos tener miedo a la utilización del color, ya que este dotará a nuestra cocina de un estilo moderno y, sobre todo, de una vida y una alegría muy poco común en este tipo de ambientes.