Buenos días amigos, hoy queremos hacer un alto y hablar de algunos colores que podemos utilizar como potencial para la decoración de habitaciones y lugares que tengamos en nuestro hogar.

Los colores pueden ser mezclados para alcanzar la tonalidad o tono que se desea, pero para ello deberíamos tener ciertas nociones.. pues es muy sencillo, pero al fin y al cabo es una técnica.

Según la habitación y si quieres seguir las tendencias de cada año, podemos elegir entre uno u otros colores, combinar, encontrar un bonito contraste, un equilibrio entre colores…

Por ejemplo los colores cálidos se componen de aquellos que se han mezclado con una base amarilla, roja, ocre y claro los tonos derivados de ellos como los anaranjados, marrones. Son muy buenas opciones para decorar salones, salitas, lugares de lectura…

El abanico de los colores denominados fríos tienen como base los azules, verdes y violetas… cualquier color que se mezcle con estos.. corresponderá a la gama de tonalidades frías.

Si ves que estas mezclando pintura y se ha quedado demasiado oscura, siempre puedes aclararla añadiendo color blanco. Para oscurecer el color, añade gris azulado… Los colores fríos son perfectos para lugares que reciben luz cálida.

Ahora bien, los colores quebrados o rotos.. son aquellos que se han mezclado como base tonalidades cálidas y tonalidades frías.

Normalmente suelen tener tonalidad grisácea, estos colores son sin duda bastante sobrios por lo que se hacen perfectos para lugares de carácter formal o convencional.

Por último hablaremos sobre las gamas pastel. Dentro de estos colores, perfecto para decoraciones infantiles, predomina el color blanco. Los pasteles son colores muy suaves, sin contraste.. que buscan la armonía y ese toque de irrealidad en el ambiente.