Colores otoño para decorar en el hogar con maravillosas tonalidades. Llegado el otoño nos provoca renovar la casa agregando tonos que se asemejan a los paisajes otoñales que tanto nos gustan.  Y es que aunque el verano es de vacaciones y siempre resulta una de las estaciones preferidas de todos, el otoño es una estación de cambiantes paisajes y colores que puedes aprovechar para el entorno del salón, el comedor o el dormitorio.

colores otoño para decorar
Fuente: Design Seeds

Colores otoño en tonos tierra

Tal como se puede ver en esta paleta de colores otoño para decorar, los tonos tierra que imitan paisajes de espectaculares atardeceres, tonos amarillos que se inclinan por momentos al suave mostaza y algún toque de verde, son perfectos  para darle un nuevo aspecto a las paredes que haga lucir diferente la estancia a como lucía en verano. Colores que también podemos aprovechar en el mobiliario y los detalles decorativos.

Qué colores otoño elegir

colores otoño para decorar
Fuente: Design Seeds

Hay que tener en cuenta que cuando llega otoño, hacemos cambios básicos en la decoración como cambiar cortinas o bien pintar paredes, y es cuando podemos elegir colores otoño para las estancias que se adapten a nuestro deseo de cambio que asumimos en cada temporada. Pero no hay que olvidar que los colores otoño aunque maravillosos en sus tonos y variedad deben ser elegidos de acuerdo a las necesidades de la estancia sea grande o pequeña, porque solo entusiasmarnos por el color puede perjudicar a la misma.

colores otoño para decorar
Fuente: Design Seeds

 

Por ello si es pequeña podemos elegir paletas de colores otoño que evoquen los días fríos y de cielos grises de la temporada, si ésta nos gusta tanto, pero sin robar luminosidad a la estancia porque otoño puede ser también una temporada de atardeceres lluviosos y cuando nos vemos con menos luz del sol.

Colores otoño que evocan verano

colores otoño para decorar
Fuente: Design Seeds

Si eres apasionada de los colores intensos pero sabes que en otoño nos decantamos por paredes y detalles como cortinas, ropa de cama y demás que nos recuerdan que estamos en una temporada gélida pero que siempre resulta muy atractiva. Apuesta por los colores que evocan el verano como los tonos fríos del azul y el celeste con un toque de gris. Nos hablan del otoño pero también nos recuerdan que el verano en algún momento volverá porque los azules y celestes son colores del verano.