La iluminación natural, es parte de la mejor decoración. Si en tu casa tienes ventanas, puertas, cristales… ¡no los desaproveches, no los tapes y no los dejes de lado! Un buen espacio luminoso llenará de energía el lugar y es la mejor opción para todo tipo de espacios.

iluminacion natural

A veces no tenemos ninguna opción, pues no hay ventanas en el lugar que vamos a decorar. En este caso hay dos opciones, una es hacer obras y crear una ventana o bien acudir a la luz ficticia. Pero si dispones de iluminación natural, ésta debe ser aprovechada al máximo.

Una idea, para sacar el máximo jugo a la iluminación natural, es pintar las paredes en colores claros. El color blanco capta la iluminación y luego rebota, por lo que toda la habitación parecerá más grande y aún más iluminada.

Una gran idea es poner espejos de forma tal, que los rayos solares reboten e incida en espacios más oscuros. Si tienes un salón muy luminoso y, en cambio, al lado hay un pasillo muy oscuro… prueba a poner un espejo de una manera, que los rayos incidan en el pasillo ¡verás cómo se ilumina!

Es importante no obstaculizar la fuente de la luz natural. No pongas ningún armario delante de una ventana. Puede que tengas algún mueble que estorbe y lo cambies de lugar, pero no debes tapar la fuete de luz. Sin embargo sí se puede poner una bonita cortina, procurando que no sea demasiado tupida.

Por lo menos durante el día, procura que la tela sea translúcida, de esta forma los rayos del sol pasarán y seguirán iluminando la estancia. Por la noche, para conseguir más intimidad, puedes correr otras cortinas más tupidas.

Es muy importante la iluminación, dentro de la decoración. Además de añadir luz artificial, no olvides aprovechar todas las ventanas de tu hogar. Verás qué cambio produce en tus espacios ¿Qué te parece?

Fuente: homedit