Si se te rompió la puerta de uno de los gabinetes de la cocina o de uno de los muebles del salón, quizás de alguna parte de tu dormitorio… ahora puedes aprovecharla para formar una fantástica bandeja a la que llevar donde quieras ¿Cómo hacerlo? es muy fácil, tan solo ten en cuenta que las puertas que valdrán para esta idea han de ser pequeñas.

Como ves esta pertenecía a un gabinete de la cocina, el cual se cambió por otro tipo de mueble así que ya no valen las puertas. Puede ser que decidas cambiar el look de la cocina y añadir otros muebles diferentes; esta es una idea para aprovechar una de estas puertas, no tires las demás maderas seguro que encontrarás otras utilidades.

Bien porque las hayas cambiado o porque se rompiera hace tiempo, si dispones de una de estas pequeñas puertas en casa, tan solo tienes que tratarla, limpiarla y pintarla. Añadiendo un par de asas o tiradores resistentes, ya tienes hecha la bandeja. Lo suyo es que cuando vayas a pintarla, la lijes bien para eliminar restos de pintura y barniz.

bandeja hecha con una puerta

Luego, según el tipo de madera aplicar una capa selladora o bien para abrir el poro del material y que penetre más la pintura. Una vez seco, aplica con rodillo el color que más te guste… en este caso es de color blanca. Otra idea es forrar la madera con papel o bien con tela resistente, recuerda que has de escoger un material que no te de problemas para limpiarlo. Es evidente que no vamos a meter este tipo de bandeja en el lavavajillas, pero si hemos de limpiarla de restos de comida.

En esta ocasión la puerta tiene unas bonitas hendiduras que dan forma al dibujo o diseño de la misma; para poner los vasos y platos creo que es un gran impedimento ya que se caerán al más mínimo movimiento… así que pienso que será mejor añadir un cristal liviano o un plástico y fijarlo para que la superficie quede recta. Si tu puerta tiene molduras, lo mejor es eliminar éstas, así no tendremos problemas de superficie, luego solo es necesario pinar para que no se vean las marcas. Por último añade un par de bonitos tiradores y listo ¿qué os parece?

foto: goodhousekeeping