Una manualidad sencilla para dar un toque de vida a cualquier espacio de casa. Hoy quiero contarte cómo decorar cuadros con materiales que tenemos por casa.

Ahora que se ha puesto de moda la tendencia DIY no quería dejar pasar la oportunidad de contaros todo lo que se puede hacer en casa a la hora de decorar un espacio. Y es que siempre me ha gustado poder poner mi toque personal en aquellos rincones de casa. Por eso, os recomiendo que si vais a darle un nuevo diseño a un lugar de casa, apostéis por decorarlo a vuestra manera.

decorar cuadros ideas

Los elementos imprescindibles que no pueden faltar a la hora de pensar en la decoración son los cuadros. Hoy te contaré algunas ideas, técnicas, trucos y consejos para inspirarte y puedas convertirte en la artista de tu casa. Ayúdate con estas guías, inspírate con las ideas y, ¡manos a la obra! verás que los resultados son fascinantes.

Cómo decorar un cuadro con tachuelas

Una manualidad muy sencilla y con unos resultados asombrosos. Hoy os dejamos con este DIY para que pongáis un cuadro en casa hecho con mucho amor. Si sois amantes de las manualidades, no os podéis perder este DIY. Es económico, sencillo y queda estupendo en cualquier espacio del hogar. Necesitaremos:

  • Tachuelas
  • Lápiz
  • Tijeras
  • Pegamento
  • Un cuadro en blanco

Comenzamos por buscar algunas letras que nos gusten, éstas podremos encontrarlas en cualquier revista, aunque también podemos sacar nuestras dotes más artísticas y hacer nuestra propia plantilla de letras. Cuando las tengamos hechas y recortadas, las pondremos sobre la superficie del cuadro. Una vez las hayamos puesto por encima, con la ayuda del lápiz vamos a repasar las letras una a una, tendremos especial cuidado para que quede recto y perfecto. Una vez tengamos la plantilla hecha nos quedará lo más fácil y divertido. Vamos a ir pegando una a una las tachuelas, rellenando de esta manera cada una de las letras. Podemos utilizar cualquier otro material que no sean tachuelas, como las lentejuelas, botones… ¡la imaginación al poder!


Para finalizar, dejaremos secar el pegamento durante aproximadamente una hora. Una vez nos hayamos asegurado de que están pegadas totalmente y son inamovibles, ¡estará listo! podremos colgar nuestro cuadro recién hecho en cualquier lugar de casa. Queda muy original y da un toque distinto. ¿Qué palabra vais a poner vosotros?

Cómo decorar un cuadro escalera

Una de las cosas que más me llamó la atención este verano cuando visité la maravillosa y resplandeciente isla de Ibiza es que todas y cada una de las tiendas tenía una decoración impecable. El estilo ibicenco se acerca a un estilo vintage con tonos pasteles, sobre todo el tono aguamarina suave para cualquier tipo de decoración. Me gustó tanto que cuando volví, me acordé de un cuadro escalera que vi y que sinceramente, me enamoró. Buscando algunas ideas, hoy ya sé cómo hacerlo y, ¡es muy fácil! Vamos a necesitar:

  • Trozos de madera
  • Pintura
  • Pincel
  • Pistola de silicona
  • Folios
  • Cuerda pita
  • Lápiz

Comenzaremos lijando muy bien los trozos de madera. Los que yo encontré fueron horizontales y todos de la misma medida, pero realmente puedes hacerlo como más te guste. A continuación, vamos a pintar de un color que nos guste todos los trozos de madera. Yo elegí el barniz porque la madera estaba en muy buen estado, pero normalmente utilizaría el blanco. Esperaremos durante aproximadamente dos horas hasta que la pintura quede totalmente seca.

Mientras tanto, vamos a ir eligiendo una frase que nos guste. La que yo vi en Ibiza era Sunshine is the best medicine (la luz del sol es la mejor medicina). Una bonita frase que resume lo que se vive en una playa. Yo elegí la frase do what you love (haz lo que ames). Podéis inspiraros con una gran cantidad de ideas en la red social Pinterest, a mi me encanta y hay cosas realmente bonitas. Lo más importante es que vosotros os identifiquéis con esa frase y que cada vez que la veáis puesta os motivéis. Buscaremos la frase y la vamos a imprimir con las letras que más nos gusten: cambiando el estilo de la fuente, variando los estilos o haciéndolos tú mismo a mano. La verdad es que si lo hacemos nosotros no queda tan mal, pero hay que tener paciencia y muy buena mano con el lápiz.

En un folio vamos a dibujar nuestro diseño con las medidas de las maderas y repetiremos este proceso dependiendo del número de trozos de madera que tengamos (yo 3, en este caso). Mientras hacéis esto seguramente ya hayan pasado dos horas, por lo que podemos empezar a pintar nuestro diseño en las maderas. Como os he dicho antes, tenemos dos opciones: hacerlo a mano o recortar el interior de las letras y hacer una plantilla. Una vez hayamos terminado, dejamos secar y ponemos un poco de silicona en las maderas para colocar la cuerda. Dejamos secar una o dos horas y, ¡listo! el resultado es genial.