Eliminar el papel pintado, de las paredes, es mucho más sencillo de lo que podemos imaginar. Quienes nunca lo han hecho, es muy posible llegar a desesperar en el intento. De hecho, mi salón tenía las paredes cubiertas de papel… y no solo una capa, mientras más quitabas más ahondabas en la siguiente capa que ¡también era de papel pintado!

eliminar el papel pintado

Hasta tres capas de papel tenían mis paredes, una locura ¿verdad? Cuando vamos a arreglar las paredes y queramos poner papel, procurad quitar el anterior. Se que es más fácil aplicar la última capa, sin pensar en lo que dejamos debajo. Esta es una forma rápida de hacerlo, pero en el futuro cuando ya no quieras tenerlo y prefieras dejar la pared desnuda y pintada en un bonito color, será más complicado deshacernos del mismo.

La tarea se hace tediosa, pero no es imposible. Además con algunos consejos verás que podremos desprender las capas de papel pintado, sin mucho esfuerzo ¡Ay si yo hubiera sabido esto antes! me hubiera librado de muchísimas horas de trabajo.

Hay que tener mucho cuidado, cuando vayamos a eliminar el papel. Si la pared no tenía una buena imprimación antes, la pared puede resultar dañada.

Para eliminar el papel, sin problemas, llena medio cubo de agua  tibia y añade un tapón de suavizante de la ropa. Esta solución  la aplicaremos por toda la pared, cubierta de papel., con ayuda de un pulverizador o un rodillo y deja reposar unos diez minutos. Después el retirar el papel mojado será un verdadero placer. Para hacer esto nos ayudaremos de una espátula o raspador.

Una vez eliminado por completo, limpiaremos las paredes con ayuda de una esponja. Para ello haremos otra solución con suavizante y agua tibia.  Deja secar. Si quieres volver a pintar o a empapelar recuerda que las paredes han de estar bien secas y aplicar una buena imprimación.

Fuente: valsparpaint