Aprovecha los beneficios del jabón de lavanda. Es perfecto para aromatizar tu piel y los espacios de tu hogar. No se a ti, pero a mi me encantan los pequeños jabones de olores diferentes. Ideales para poner en el baño y que huela siempre bien. Si te apetece saber cómo se hace este tipo de jabón, te comento que hay muchas formas diferentes, pero te propongo una muy sencilla.

Escoge el jabón de lavanda, si te gusta este aroma; pero recuerda que hay muchísimos olores entre los que puedes escoger. Los jabones artesanales son toda una delicia. Tanto para la vista, como para el olfato y claro está, para mejorar la piel. En esta ocasión la base va a ser glicerina, pero te recuerdo que hay otras fórmulas diferentes.

jabon de lavanda
Fuente: Olga Khomitsevich

Ingredientes

  • Base de jabón de Glicerina (transparente)
  • Unas gotas de colorante amarillo brillante
  • 3 gotas de aceite esencial de lavanda
  • 3 gotas de aceite esencial de manzanilla
  • 2 gotas de aceite esencial de mandarina
  • Flores de lavanda fresca

Paso a paso

Primero en una olla echa el jabón de glicerina troceado. Después sube el fuego y deja que el jabón se vaya derritiendo poco a poco. Cuando esté totalmente derretido, retira del fuego y añade el colorante y las gotas de esencias que te he propuesto. Si te gusta otra combinación, este es el momento de añadirla. Si echas más gotas, el olor será más intenso.

Para acabar, añade las flores de lavanda fresca. Luego remueve muy bien con una cuchara o un palo de madera. Evita que las flores queden pegadas. Por último, echa la mezcla en tus moldes favoritos. Ahora es cuando puedes buscar unos moldes estupendos en forma de corazón, de pastilla de jabón o en la forma que más te guste. Rellena bien y deja enfriar.

Cuando el jabón esté frío, puedes desmoldar sin problemas. Verás qué bonitos han quedado. Ahora puedes repartir los jabones en cestillos, de forma estratégica, para que reparta olor. También puedes hacer esto en el armario. Pero igualmente el jabón de lavanda lo puedes utilizar para la piel ¿Qué prefieres?