¿Tu profesión frustrada es ser artista? Descubre con nosotros cómo hacer un cuadro para la pared sin tener ninguna destreza artística.

La genialidad y creatividad parece no agotarse nunca cuando se trata de manualidades y detalles que podemos aprovechar para el hogar. Así que toma nota, ahora podrás hacer un cuadro que se verá genial en el salón o cualquier estancia del hogar, totalmente hecho por ti y sin tener especial maña con los pinceles ¿te animas?

Un cuadro geométrico hecho por ti

cuadro para la pared
Fuente: Marìa Teorien

Si te gusta el mundo del DIY seguro que en algún rincón de su cuerpo se esconde un artista. Este es un bonito detalle para decorar paredes en el hogar, un cuadro para la pared con figuras geométricas llenas de colorido que podrás hacer muy pero que muy fácilmente.

Solo necesitarás un lienzo de tela y algunas pinturas de colores de óleo o similar. Puedes elegir los mismos colores que ves en la fotografía u otras combinaciones que se te ocurran. También necesitarás pintura dorada en spray, cinta adhesiva de carrocero y pincel. ¡Ya verás lo divertido que resulta hacer este cuadro con tus propias manos!

Para que hacer un cuadro para la pared como el de la imagen, no tendrás que complicarte pensando en los detalles, porque puedes aprovechar el tutorial en imágenes que ilustra esta entrada. Con el mismo podrás seguir paso a paso la forma en que debes colocar la cinta adhesiva que deberás retirar para concluir la imagen que adorna este bonito cuadro.

Los pasos a seguir serán los siguientes:

  1. Pinta el lienzo totalmente con la pintura en spray dorada (si no lo haces las líneas te quedarán blancas que es otra posibilidad según el color que estés buscando). Deja secar, al poder ser 24 horas para que no haya problemas.
  2. Pon la cinta de carrocero haciendo varios cortes y figuras que puedan resultar interesantes. En este caso hay un claro punto visual en la parte superior derecha donde se cruzan todas las líneas. Se trata de un cuadro en el que la combinación de colores y figuras resulta de lo más dinámico.
  3. Pinta cada espacio disponible de un color alternando uno y otro o combinándolos como mejor se te ocurra y deja secar otras 24 horas.
  4. Pasado el tiempo indicado, elimina la cinta de carrocero y tendrás listo tu cuadro geométrico.

Un cuadro económico y sin destrezas artísticas

Ahora te darás cuenta de que no hace falta gastar dinero en comprar un cuadro para la pared muy original cuando puedes hacer uno en casa, reservando un poco de tiempo y esfuerzo para hacer el mismo. Además de que como sabes, hacer detalles como éste suponen una tarea muy divertida que nos permite desconectar de la rutina para emprender un proyecto que nos permitirá decorar las paredes de la casa.

Así que, reuniendo lo que se necesita, podrás tener un cuadro como el de la imagen, totalmente genial en los colores, muy fácil de conseguir aprovechando esta creativa idea y aplicándonos a hacer la misma. Un detalle que debes comenzar a hacer para renovar una pared en este nuevo año que está por llegar, cuando queremos colorido y atractivo en casa.

Tutoriales de cómo pintar un cuadro fácil

Si te has quedado con ganas de más no te pierdas estos tutoriales con los que aprenderás a hacer otros tipos de cuadros con tus propias manos así de fáciles pero no tan geométricos. ¡Toma nota!

Espero que esto os sirva de ayuda para decorar esa pared triste que tenéis en vuestra casa y compartáis con nosotros vuestras creaciones y experiencias.