Una alfombra es un complemento de la decoración que, si es cuidada, puede ser usada por mucho tiempo. Para sacarle el mayor rédito posible deberá garantizarse su desinfección y la total eliminación de ácaros y manchas en la alfombra.

Para lograr quitar las manchas de la alfombra deberemos evitar que estas se sequen. Este punto es muy importante ya que en ocasiones se comete el error de dejar su limpieza para más tarde y esto puede ser contraproducente provocando que se acorte su vida.

Manchas en la alfombra
Fuente: Jose Aleman

Para evitar que la mancha quede por siempre te daremos algunos trucos caseros, los más sencillos de realizar que ayudarán a que quites las manchas que normalmente sufren las alfombras, para que sepas que hacer en estos casos.

Eliminar las manchas de las mascotas

Si tienes una mascota puede suceder que sin querer manche tu alfombra con sus patas o haga sus necesidades en ella. Pero no debes asustarte, para eliminarlas deberás quitar con una servilleta el resto de la solución y después pasar una solución de agua templada con amoniaco jabonoso para limpiar la zona afectada. Es una solución ideal para alfombras de lana, fieltro, poliester o moquetas acrílicas.

Eliminar las manchas de vino, café, té, zumos, salsas

Es infinidad la cantidad de manchas que puede sufrir la alfombra, y en todos los casos existe una solución sencilla. Usaremos un poquito de agua tibia mezclada con detergente neutro y vinagre. Aplica la solución sobre la alfombra y deja que actúe por un rato. Aclaramos con una trapo húmedo y dejamos secar.

Eliminar manchas de aceite, grasa, cera

Para poder quitar estas manchas deberemos hacerlo en seco. En las tiendas especializadas o droguerías existen productos apropiados para obtener buenos resultados.

Eliminar manchas de chicle, laca de uñas, pintura

En primer lugar deberemos usar un disolvente especial para la limpieza en seco. Después deberemos humedecer la mancha con una solución de agua tibia con detergente neutro y vinagre. Para terminar aplicar disolvente.