Los móviles infantiles – los de llamar no – son artículos necesarios para la estimulación de nuestro bebé. Estos artículos se convierten en una parte importante de la decoración para su habitación y un genial complemento para la cuna.


La variedad de estos geniales estimuladores es impresionante; se pueden encontrar de temáticas muy diversas. Sus dimensiones varían bastante también podemos encontrarlo de todos los tamaños; pero debemos tener en cuenta que el pequeño en este momento contará con una visión nítida y cercana entre 10 y 15 cm, permaneciendo su  visión lejana borrosa.


Debemos aprovechar esta etapa para incentivarle con pequeños juguetes y objetos. Por ello los móviles infantiles son uno de los mejores artículos que favorecerá a tu bebé en esta etapa.


Entre sus  diseños podemos encontrar  algunos de una  gran belleza. Si estáis buscando un móvil infantil y no encontráis ninguno a vuestro gusto ¿Por qué no hacerlo vosotros mismos? es una gran idea el participar en la decoración de la habitación de tu hijo y ayudarle a crecer aportando toda tu creatividad.

Es muy sencillo hacer este tipo de artículos solo has de buscar los objetos que quieras colgar, deben ser pequeño – pero no demasiado -, no deben pesar mucho y sobre todo hay que elegirlos de colores vivos. Muñecos, pelotas blanditas y objetos similares pueden servir.

Este es un ejemplo de la web Goo Manualidades de un móvil realizado de forma completamente manual. Muy sencillo y económico.



S i os gusta ¡animaros! y  a haced uno similar. En este caso se han dibujado y recortado pareja de corazones de diferentes tamaños y tipos de tela. Luego se han cosido y rellenado –podéis hacerlo con algodón, con arroz, con vellón… etc.-

Cada corazón ha sido cosido a unas cintas blancas y cada cinta – elegid vosotros cuantas queréis poner- debe llevar varios corazones. Las cintas deben ser cosidas o anudadas, en este caso, al aro de mimbre y de este aro  deben ir hacia arriba por lo menos cuatro cintas para ser anudadas y poder colgar nuestro móvil particular.

Una idea es coser también unos cascabeles – estos no debéis ponerlos al final de la cinta por si el bebé los alcanza – deben ir cosidos en la parte superior;  de esta forma cuando el bebé juegue simplemente sonará sin riesgo a que el pequeño pueda alcanzar el mismo cascabel.

¡De esta forma sencilla y llamativa ya tenemos un precioso móvil intantil!


Compartir
Artículo anteriorPiedras… plumas ¡cualquier cosa en mi lavabo!
Artículo siguienteUn bar en casa
Silvia Martínez Casares
Diplomada en Educación social; técnico en laboratorio de imágen; tengo mucha experiencia en diseño gráfico, montajes, restauración, carteleria... etc. Además soy peluquera.. cosas de la vida! Por otro lado me encanta dibujar, la fotografía, la música, leer por la noche, Moto GP, la danza y claro está escribir (Tengo algunos cuentos y relatos cortos)... entre muchas otras cosas!