La decoración de la habitación de nuestros hijos es muy importante, ya que estos crecerán y la decoración deberíamos de adaptarla a este crecimiento. En el artículo de hoy te daremos algunos consejos sobre decoración para un dormitorio de niña.

dormitorio-niña

Las paredes y suelos. La pintura, mejor dicho el color de las paredes y el color del suelo del cuarto de nuestras pequeñas es un gran dilema.

Podemos optar por un color pálido para las paredes o un papel a todo color. Mientras más claro sea el color en la pared, menor será un resultado recargado si lo que deseamos es colocar multitud de objetos o mobiliario sobre las mismas paredes. De esta forma, podremos colocar más objetos de adorno sobre estas como espejos, percheros, cuadros, armarios, estantes… etc.


Igualmente, si lo que deseamos es pintar la habitación; para que sea algo distinto y divertido, podemos poner una pared de otro color diferente a la de la estancia.

Por el contrario, si deseamos poner un papel tamiz a todo color deberemos mantener una decoración sencilla, en la estancia, para no cargar el resultado final.

Para el suelo lo único que debemos pensar es no utilizar un tono muy brillante o gráficos muy complejos en el mismo. Evitar esto nos ayudará a destacar otros detalles o artículos de la habitación, inclusive el mobiliario.

Por el contrario, si todos los muebles que tenemos son del mismo color, el suelo dará protagonismo y podremos jugar con su imagen.

Para el suelo, los tonos más pálidos o claros darán una sensación de espacio; mientras los tonos más oscuros parecen reducir espacio. Pero bien combinado ofrece un estilo muy personal.


Para los muebles y la decoración con accesorios, una opción más asequible es la de comprar un mobiliario de segunda mano.

Para que la habitación luzca y sea juvenil podemos jugar con el estampado de las cortinas, las lámparas, los cubre camas, las almohadas y cojines… etc. podemos realizar combinaciones hermosas y muy divertidas.

La habitación de nuestra hija además de para descansar y dormir deberá ser para estudiar de una manera confortable. Por ello la combinación de muebles, colores y diseños, deberán seguir cierta armonía para que los más pequeños se concentren. Poner un escritorio contra la pared, es buena idea. La pequeña no se distraerá con otros artículos de la habitación.


Por último, es muy importante tener lugares de almacenamiento, dentro del espacio de nuestra pequeña. La habitación se debe mantener en orden y una gran opción es tener muebles con ruedas, esto nos hará más sencilla la limpieza.