Cuando vamos a cambiar el suelo, podemos recurrir a dos opciones… llamar al especialista o quizás, intentarlo nosotros con nuestras manitas de oro; si habéis elegido la segunda opción, quizás estas sugerencias puedan seros de gran utilidad.

Quitar un suelo de linóleo es una tarea complicada. Para comenzar deberemos intentar averiguar los componentes que hay debajo del linóleo y el tipo de suelo en el que fue instalado.


Los materiales a utilizar serán los siguientes:

  • Espátula
  • Lijadora
  • Corta vidrios o Cuchillo
  • Pistola de aire caliente
  • Serruchos

Justo debajo del linóleo debe haber pegamento o algún tipo de adeshivo que, a causa del tiempo puede haberse fijado al mismo suelo. Quitar el adhesivo es una tarea algo más complicada.


Conocer el tipo de suelo nos ayudará en esta actividad. Si el linóleo se encuentra en un suelo de concreto quitarlo será más fácil, podemos seguir los siguientes pasos.

  • Deberemos contornear una pequeña porción del linóleo con un cuchillo. Así determinaremos cuanto deberemos quitar del mismo. El tipo de suelo podremos identificarlo fácilmente.
  • Deberemos aplicar el agua caliente sobre la zona contorneada; esperaremos unos minutas. –si os encontráis trabajando en un suelo de madera, podeis saltar al paso tres-
  • Con mucho cuidado deberemos “pelar” el linóleo con la pistola de aire caliente. Esta podrá ser utilizada en lugar del agua para separar de forma mucho más sencilla el adhesivo.

Como veis no son unos pasos muy complicados. ¿Qué os parece?



  • Santiago Regalado

    Muchas gracias por la información y la claridad de las ideas.

  • maria isabel gonzalez

    yo tengo piso de azulejo como quito el pegamento gracias