¿Cómo limpiar sus decoraciones de plata?

¿Cómo limpiar sus decoraciones de plata?

La plata es uno de los metales más utilizados en la fabricación de elementos decorativos, su único defecto es la vulnerabilidad al envejecimiento. A diferencia del oro y el acero, el sulfuro de hidrógeno presente en la atmósfera genera una reacción química que provoca ennegrecimiento.  

Por fortuna, existen productos limpiadores de objetos de decoración que facilitan el mantenimiento y garantizan tanto la durabilidad como el aspecto original de las diferentes piezas. 

La regla de oro: elegir productos especializados 

Sobran los remedios caseros y productos de venta comercial que prometen maravillas al momento de cuidar los objetos de plata. Si bien algunos brindan solución práctica y económica, no todos garantizan el óptimo mantenimiento del material.

Si de calidad se trata, entre la amplia variedad disponibles en el mercado, Hagerty se consolida como marca líder en el segmento. Gracias a su stock de productos de limpieza de metales. 

Sin importar el tamaño o diseño, las piezas de plata mantienen su perfecto acabado; la limpieza y pulido de las decoraciones nunca fue tan sencillo, rápido y seguro.

Debido a que son productos testados que superan elevados estándares de calidad, no existe preocupación por el deterioro de las piezas, indistintamente del nivel de delicadeza.    

Elegir el método según la pieza 

La amplia gama de productos de limpieza de plata van desde lociones hasta cremas o aerosoles. En cualquier caso, conviene sumar a la lista de compra un par de guantes y una gamuza especialmente impregnada, elementos que facilitan la limpieza rápida y diaria de los elementos decorativos, garantizando su brillo. 

Aplicadas con una esponja o paño suave, las lociones son perfectas para limpiezas profundas, mientras que los aerosoles representan la solución rápida para artículos cincelados, grabados o repujados. 

Atención con las decoraciones talladas o que integran pedrería  

Los elementos de decoración que llevan piedras, perlas o cristales, son los más sensibles al deterioro ante la inadecuada limpieza. En este tipo de piezas conviene el uso de un cepillo pequeño de cerdas suaves y aerosoles, en lugar de frotar con paños de microfibras, ya que las fibras suelen engancharse.

También te puede interesar:
5 centros de mesa navideños que te inspirarán para tu decoración

Aunque en la mayoría de los casos, las gemas van unidas al metal a través de engarces disponibles en la propia estructura, también existen fabricantes que apuestan por el uso de algún método adhesivo. 

Utilizar jabón neutro 

En el caso de decoraciones de plata de gran tamaño y demasiado ennegrecidas, se recomenda lavar con un poco de jabón neutro disuelto en agua tibia antes de aplicar las lociones o aerosoles especiales. 

Es importante el uso de agua fría para enjuagar, además de asegurarse de eliminar todos los restos de la solución jabonosa y secar muy bien con ayuda de un paño 100% de algodón. 

Por otra parte, merece la pena recordar que, en piezas con efecto “oxidado” –las que presentan espacios oscuros de forma intencional– el cuidado debe limitarse a la limpieza con productos especializados.

Antes de acabar, conviene recordar que el ennegrecimiento de la plata puede evitarse. Para ello, es necesario evitar amontonar las piezas, así como mantenerlas libres de humedad o demasiado expuestas a altas concentraciones de sulfuro de hidrógeno. 

Últimos artículos

Scroll al inicio