Cómo modificar tu cocina sin complicaciones para que se adapte al estilo nórdico

-

- patrocinador -

Actualmente, una de las principales tendencias en cuanto a decoración, es el diseño nórdico. Este estilo se caracteriza por su pulcritud y, sin duda alguna, por la paz y la calidez que transmite. Cuenta con elementos muy marcados que puedes aplicar en tu propio hogar para conseguir dichas sensaciones.

- patrocinador -

Si quieres adoptar este tipo de decoración en una habitación tan transitada como la cocina, no necesitarás complicarte mucho la vida, ni estar dos semanas de albañiles. Con unos simples cambios pasarás de tener una cocina aburrida, a una completamente nueva con estilo nórdico. ¿Cómo? A continuación te damos todos los detalles…

Azulejos

Seguramente buscando inspiración sobre estilo nórdico habrás visto cocinas completas de color blanco. Este es el color por antonomasia de dicha tendencia y, además de evocar tranquilidad, ayuda a que el espacio sea mucho más luminoso. Y claro, a más luz, nuestra percepción del espacio será mucho mayor. Por ende, todo son ventajas.

Pero, ¿cuáles son los azulejos adecuados que debo poner en mi nueva cocina nórdica? Te preguntarás. No existe una respuesta concreta para esto, pero si una que se aproxima. Ante todo, si quieres una cocina de estilo nórdico tradicional, tal y como he comentado antes, procura escoger unos azulejos de color blanco. Con este color no fallarás y podrás disfrutar de las ventajas que el blanco otorga. En cuanto a la forma, yo personalmente me decantaría por el estilo “metro”. Se trata de azulejos rectangulares de tamaño pequeño que se colocan de manera horizontal. Los puedes encontrar mates o satinados, eso ya va en tu gusto.

Pero vamos, el tema de los azulejos en el estilo nórdico se ha ampliado últimamente bastante. Parecidos a los azulejos de estilo “metro”, existen otros con forma pentagonal o hexagonal que últimamente están muy de moda.

Y tampoco todo se resume al blanco. Hay gente que combina este color con azulejos hidráulicos, que rompen de manera total con la estética de la cocina y hacen que luzca mucho más interesante.

Ante todo, la idea es no perder esa sensación de luminosidad y pulcritud que tanto caracteriza a este estilo.

Madera como elemento principal

Y el segundo protagonista de las cocinas de estilo nórdico es la madera. ¿Por qué la madera? Muy sencillo. La madera es un material que evoca calidez y sensación de hogar, aspectos que se intentan alcanzar con este estilo. Así que llegados a este punto seguramente te estés preguntando si tienes que cambiar los muebles de tu cocina en el caso de que los tengas de otro material. Pues temo comunicarte que sí.

Bueno tampoco es un sí rotundo. Por ejemplo si tus muebles son laminados o lacados pero de color blanco, puedes optar por dejarlos tal cual y cambiar solamente la encimera a una de madera. Sin embargo, si cuentas con muebles que no son de color blanco, ni de color madera y tu encimera tampoco es de dichos colores, creo que vas a tener que cambiarla para que se adapte al estilo nórdico.

Puedes optar por la madera natural, aunque es un material caro y no apto para todos los bolsillos. Pero como resultado, es el más satisfactorio. Por otro lado existen materiales tanto para muebles como para encimeras que imitan a la madera y son mucho más asequibles. Eso ya depende de las calidades que quieras poner en tu nueva cocina y del presupuesto del que dispongas.

Funcionalidad

Las cocinas de estilo nórdico son, ante todo, sencillas y prácticas. Son estancias austeras en las que no abundan los adornos, y que se caracterizan por muebles de corte recto sin ornamentos y completamente atemporales. Evita instalar muebles que no aporten nada a la estancia y procura que todo lo que esté en la sala, tenga un sentido.

Lo bueno de este estilo es que, al usar madera y colores totalmente neutros, nunca pasará de moda. Así que mima todo lo que incluyas en tu cocina, para que no rompa la estética ni tampoco la filosofía del estilo nórdico que, como he comentado al principio, principalmente es que todo lo que esté tenga un uso claro.

Toques verdes

Según dice el refrán, en los detalles está la diferencia. Si quieres que tu cocina luzca como las cocinas nordicas de las revista, añádele un toque verde. ¿A qué me refiero con toque verde? Pues logicamente a alguna planta, ya sea en una maceta, como colgando del techo, como colgando de las paredes. Le dará ese toque fresco que tu cocina necesita.

Por ejemplo, puedes colgar de la pared macetas con flores aromáticas, las cuales podrás aprovechar para echarlas después a tus guisos. Así cumpliremos el principio del diseño nordico, ante todo, ser funcionales.

Espero que estos pequeños consejos te hayan motivado a dar el paso para modificar tu cocina hacia un estilo nórdico. Como ves, no es nada complicado.

¡Únete a nuestro canal de Telegram con lo más destacado en nuestra Revista de Decoración 2.0 y las mejores ofertas en Decoración!

¡Conecta con el canal de Telegram de Decoración!

- patrocinador -
Avatar
Angel
Editor en Medios y Redes Online. Especialista en contenidos de tecnología y decoración.


¡Únete a nuestro canal de Telegram con lo más destacado en nuestra Revista de Decoración 2.0 y las mejores ofertas en Decoración!

¡Conecta con el canal de Telegram de Decoración!