Cómo organizar un rincón de estudio para niños

Los niños necesitan que en su hogar haya un buen rincón de estudio para que puedan hacer sus tareas correctamente potenciando así su concentración y buen hacer académico. Por eso te vamos a dar las claves para que aprendas a cómo organizar un rincón de estudio para niños.

Independientemente de la edad, el grado o la emoción (o la falta de ella) de tu hijo en torno al aprendizaje, aquí hay algunos consejos infalibles para diseñar el área perfecta para las tareas escolares.

Sin desorden

Para que se pueda favorecer la concentración el orden es la clave. Lo primero que hay que entender es qué es realmente el desorden. Esto puede verse diferente para cada familia y niño. Puede ser cualquier cosa, desde papeles sueltos hasta juguetes que no deberían tener un lugar en el escritorio o en el espacio de aprendizaje.

organizar el estudio de los niños
unsplash.com

A algunos niños les encanta tener un montón de marcadores, lápices de colores y borradores en sus escritorios mientras estudian o hacen sus tareas. Si bien estos no son necesariamente ajenos a la escuela, en realidad pueden hacer más daño que bien, especialmente si se convierten en distracciones para el niño que realmente lo desvían de su concentración.

Por ello, es importante que ayudes a tu hijo a cómo ordenar todos estos elementos y tenerlos en sitios guardados pero siempre a mano. Pueden estar en cajones o organizadores de espacio de trabajo. Así no le interferirán en su aprendizaje.

Lo que necesita: siempre a mano

Siguiendo el punto anterior,  es fundamental que todo lo que necesite lo tenga a mano para que no se distraiga levantándose a buscar herramientas para sus tareas. Las herramientas pueden variar dependiendo del curso y nivel de aprendizaje, pero lo que necesiten ya sean colores, calculadoras, lápices… todo tiene que estar a mano. En el escritorio deberá estar todo bien organizado en cajones a mano para que no tenga que levantarse para acabar una tarea.

organizar el estudio de los niños
unsplash.com

Facilidad de acceso

Cuando se trata de diseñar el área perfecta para las tareas de los niños, un elemento importante (y a menudo se pasado por alto) es la facilidad de acceso en términos de caminos. Si tu hijo no puede entrar y salir fácilmente del espacio, es molesto y puede convertirse en una preocupación práctica, especialmente si tiene un problema de movilidad o dificultades con las habilidades motoras. Sin mencionar que hay más posibilidades de distracción si las personas no pueden pasar fácilmente.

Debes asegurarte de preparar el lugar de estudio para que tu hijo pueda pasar libremente y que haya espacio sin agobios ni estrés innecesarios. De esta manera sentirá más motivación para frecuentar el sitio en lugar de evitarlo porque no se siente cómodo.

Que tenga proximidad a ti

Dependiendo de la edad de tu hijo, es posible que se necesite bastante apoyo de un adulto para completar las tareas. No tendrá sentido si tu hijo tiene que seguir saliendo y entrando desde un dormitorio de un nivel superior a una cocina de nivel inferior solo para hacer preguntas. Podría ser problemático si no se puede confiar en que se mantenga concentrado de forma independiente.

Al crear el área perfecta para las tareas de tu hijo, debes tener en cuenta las necesidades, la personalidad, la edad y el nivel de aprendizaje que tiene en estos momentos. Es posible que quieras organizar un espacio con la proximidad de los padres, especialmente al principio, para asegurarte de que puedas estar disponible cuando sea necesario.

organizar el estudio de los niños
unsplash.com

Iluminación natural

La iluminación natural es fundamental para que los niños puedan estudiar y hacer sus tareas de la mejor manera posible. Esto significa que tener una lámpara de escritorio para niños en caso de que la luz natural sea escasa, esto no es negociable. La incorporación de luz natural, cuando es posible, es más agradable para la vista y es especialmente beneficiosa si tu hijo pasa más tiempo frente al ordenador.

Opciones de escritorio

Una estación de tareas multifuncional y flexible es una ventaja. Durante la semana, el escritorio se puede usar para la tarea y los fines de semana, ¡es un espacio para construir Legos o jugar con sus juguetes preferidos!

Hay opciones para usar escritorios de pie, escritorios móviles o incluso estantes que funcionan como lugares de tarea para niños pequeños. Las opciones son infinitas y puede ser realmente inteligente con el tiempo, espacio y esfuerzo creando algo que sea más flexible.

Espacio personalizado

Uno de los mejores consejos para diseñar un rincón de estudio para niños es diseñar con intención. Al considerar a los niños que usarán el espacio, debes asegurarte de incorporar fragmentos de personalidad, elementos / actividades preferidos o recuerdos significativos que harán que el espacio sea especial, sin ser una distracción, por supuesto.

Desde imágenes en las paredes hasta elementos codificados por colores, hay muchas formas de hacer que el área de tareas de tu hijo no sea solo un espacio para el trabajo, si no un espacio que ellos consideren propio y totalmente personalizado.