Existen algunos hábitos cotidianos que permitirán alargar la vida de tu campana extractora, además de optimizar su rendimiento. Para realizar el mantenimiento de tu campana te daremos algunos consejos.

Uso de las campanas extractoras

Mantenimiento de tu campana para su correcto rendimiento
Fuente: Urbana Dos

Lo ideal es que pongas a funcionar la campana cuando hayas colocado las ollas y los sartenes y así evitar que el motor se sobrecaliente. Otro buen consejos es que no dejes los fuegos encendidos con la campana apagada, tampoco uses productos que resulten abrasivos que pueden rayar la superficie. Al limpiar la superficie exterior, si es de acero inoxidable o de aluminio deberás hacerlo usando un paño suave empapado en detergente líquido, trata de hacerlo con movimientos horizontales.

Diferentes tipos de campanas extractoras

Sin importar el tipo de campana que tengas deberás incorporar filtros para el aire, los cuales se deberán limpiarse de manera periódica, especialmente cuando se encuentren sucios de grasa, que inevitablemente se ira acumulando.

Para eso deberás desmontarlos y volverlos a montar, la tarea es sencilla y muchos de los filtros son fácilmente recambiables. En los modelos de campanas de recirculación los filtros de carbono se deberán cambiar obligatoriamente una vez al año, de esta manera te asegurarás que su sistema depurador funcione correctamente.

Aquellos filtros que son de fibra de filtro tienen la ventaja de poderse lavar a mano, con mucho cuidado para que no pierda su forma ya que de lo contrario se complicaría volverlos a colocar. En las campanas de succión se suelen usar filtros de metal, los que se pueden lavar en lavavajillas si no tienen mucha grasa acumulada. Si se llega acumular mucha grasa lo mejor es colocarlos en un recipiente que contenga algún producto para quietar la grasa, dejarlos un poco en remojo para que quitar la suciedad sea más fácil.

Te aconsejamos que en el momento de elegir una campana para la cocina deberás conocer sus características técnicas para su instalación, el tamaño de los fuegos que normalmente empleas para cocinar, el espacio de la cocina y la frecuencia con lo que la usarás.

Limpieza de la campana extractora de tu cocina

mantenimiento de tu campana de forma práctica
Fuente: Atlanta Scott

En el momento de cocinas podemos olvidarnos de poner en funcionamiento la campana extractora de cocina, como el humo es una sustancia volátil se dirige hacia ella sin que podamos impedirlo, lo que genera que la campana tenga un aspecto sucio. Además, el humo que no es tomado por el extractor termina dispersándose por toda la cocina, especialmente en las zonas altas de la estancia.

Para que podemos prolongar la vida útil del artefacto deberemos limpiarla frecuentemente, lavándola de manera periódica No es necesario que realices la tarea a diario pero si no lo haces con cierta frecuencia se notará la diferencia.

Antes de empezar la limpieza de la campana es fundamental para desconectarla, desenchufarla. Lo ideal es que verifique si el extractor se puede desarmar, para que la limpieza sea mucho más fácil.

En primer lugar deberás retirar la tierra y os restos de grasa, en una primera instancia usa un papel de cocina o un paño húmedo. Si la zona está muy engrasada deberás pasar un paño con un desengrasante.

Consejos para limpiar tu campana extractora

Consejos para el mantenimiento de tu campana
Fuente: Nancy Hugo

En el momento en que vayas a realizar la limpieza de la campana extractora puedes desmontar la rejilla en una preparación de agua y jabón y el resto de la superficie rociada con alguna sustancia desengrasante que no sea corrosiva.

Para remover la grasa de la rejilla de la campana extractora deberás retirar las rejillas desde la noche anterior y para terminar sacar la grasa se deberá usar algún antigrasa. Si notas que el trabajo se hace complicado ayúdate con un cepillo pequeño que tienes que limpiar con un agua caliente. Deja secar bien la superficie.

También es muy importante que limpies la superficie de la campana. Para que la tarea sea efectiva usa una esponja humedecida con amoniaco, debes tener mucho cuidado de que no se moje el motor. En un ultimo paso deberás secar y limpiar la superficie exterior de la campana, si es de acero inoxidable usa agua mezclada con una cucharita de bicarbonato. De esta manera notarás que el extractor quede como nuevo y no deberás preocuparte porque funcione mal, ni que los malos olores se desparramen por toda la cocina.

Recuerda pasar un paño húmedo con desengrasante por toda la campana del extractor para evitar la acumulación de grasa cada vez que tengas pensado cocinar.

Cómo calcular la potencia que necesitas para tu campana extractora

mantenimiento de tu campana extractora de cocina
Fuente: Paragon Apartamen

Mediante un fácil cálculo podrás calcular la potencia del motor de tu campana que necesitas, solo deberás realizar una cuenta simple. Tendrás que multiplicar los metros cuadrados de la cocina por la altura de la cocina y el resultado que obtengas tienes que multiplicarlo nuevamente por 12 revoluciones por hora. Este resultado será en de metros cúbicos de motor.

Por ejemplo, si quieres una aspiración mínima estarás necesitando una campana de 288 metros cúbicos por hora de aspiración. En muchos casos lo ideal será instalar una campana de mayor potencia, esto permitirá que no tengas la necesidad de usarla al máximo de la potencia y así no hará tanto ruido.

Es necesario que consultes acerca del diámetro que pide el modelo de campana y que elijas la campana en base a ello, si optaste por una campana y el tubo de tu cocina es inferior al que elijas la campana no podrá funcionar correctamente. En este caso la capacidad de aire que llega a aspirar la campana no entraría por el tubo y el humo regresaría a la cocina, perdiendo así capacidad de extracción y generando un aumento de humo.