Con el verano inminente llega la época de disfrutar del jardín y la terraza también de noche. Pero para que las veladas estivales sean realmente mágicas, se necesita una buena iluminación exterior. Aquí tienes todas las claves para acertar.

Fuente: Leroy Merlin

Cuando llega el buen tiempo las zonas de exterior de nuestra casa comienzan a ganar importancia. Queremos vivirlas intensamente, disfrutarlas a tope, tanto de día como de noche. Y eso pasa por que las decoremos con estilo, a nuestro gusto, que las pongamos coquetas y acogedoras.

Y para disfrutar de estas zonas exteriores cuando el sol se pone, una de las cosas a tener en cuenta es la iluminación de exteriores. ¿Te imaginas una cena en la terraza en la que no se ve apenas a los comensales? ¿O una reunión de amigos en la zona de estar de un porche con una luz intensa, fría, de esas que todo lo revelan? Iluminar los espacios de forma adecuada es fundamental si queremos crear una atmósfera agradable. Por eso tenemos que pensar en los recursos y herramientas que tenemos a nuestro alcance y no poner las luces al tuntún.

Iluminación de exterior práctica y que decora

Fuente: Leroy Merlin

No solo decorar es el objetivo de una buena iluminación de exterior. Si planificamos correctamente la instalación de luces del exterior conseguiremos aumentar la seguridad de estos espacios, crear un ambiente agradable y despertar el interés de unas zonas sobre otras.

Pero, ¿qué aspectos debes tener en cuenta cuando estás diseñando la iluminación del jardín o de la terraza? Para empezar, es una buena idea decidir en qué lugares necesitas un punto de luz. Haz un dibujo del plano de la zona a iluminar y marca las zonas de interés que quieres iluminar. En este momento no puedes olvidar entradas, caminos, zonas de comedor o de estar, escaleras o bordillos que puedan ser peligrosos, etc.

¿Qué soluciones de iluminación te van mejor?

Fuente: Leroy Merlin

A la hora de elegir la iluminación de tu jardín, te darás cuenta de que existe un increíble mundo de soluciones a tu alcance, en función de qué zonas quieras iluminar y el estilo que desees conseguir. No elegirías el mismo sistema para iluminar la fachada que un camino, ¿verdad? Y tampoco en todos los casos debemos optar por lo mismo: habrá lugares en que podamos poner sistemas de energía solar, mientras que en otros será mejor elegir luces led.

Eso sin contar con los muchos tipos de luminarias que existen: farolas, apliques, focos, tiras de led, y un larguísimo etcétera en el que caben miles de posibilidades.

Los apliques son lámparas que se fijan a la pared y se utilizan cuando se quiere conseguir luz directa que ilumina una zona bien definida. Las lámparas colgantes se emplean, sobre todo, en porches o entradas para dar luz general. Los focos, por otro lado, pueden ser de pared (para lograr luz más general, más amplia) o de suelo (iluminan zonas concretas aportando una luz de guía, por ejemplo, en escaleras, caminos, piscinas (para delimitar el borde), etc. Los más usados son los focos empotrables, que se encajan en el techo, pared o suelo.

Un ambiente colorista

Fuente: Leroy Merlin

El estilo de cada espacio se refleja también en la iluminación. O es, quizá, la iluminación la que contribuye a imprimir un determinado carácter a cada espacio. Sea como sea, la forma en que diseñas la iluminación de la terraza es muy importante para lograr un ambiente especial. El uso del color, de los materiales, de los diseños de las lámparas… Todos ellos son recursos a emplear.

Si quieres un ambiente alegre, de fiesta, tendrás que optar por soluciones coloristas en verde, rojo, naranja o azul. Estos colores empleados en las luminarias y combinados con los textiles, te ayudarán a lograr un espacio acogedor y lleno de energía positiva. Faroles, lámparas de led de formas divertidas, guirnaldas de luz, etc.

Detalles delicados y florales

Fuente: Leroy Merlin

También puedes optar por un estilo más campero y romántico. Es la luz perfecta para zonas de relax, en las que se busca un resultado más íntimo. Necesitas una luz cálida, acompañada por focos de clavar para alumbrar las plantas, si es que tienes y quieres darles realce. A los amantes de la jardinería les encanta esta idea, ya que permite destacar la belleza de las plantas.

Completa el sistema de luces con lámparas colgantes y apliques que combinen con los colores de las plantas. Los tonos rosados y blancos serán un acierto seguro.

Sabor marinero

Fuente: Leroy Merlin

Y en lugares próximos al mar, nada como lograr un ambiente marinero en el porche o la terraza. Este estilo veraniego y fresco se consigue decorando con farolillos que pongan luz en los rincones más oscuros. Hoy tienes a tu disposición muchos modelos que, además, funcionan con luces led. Los colores estrella para este tipo de ambientes son el azul, el blanco y el rojo, y el material más versátil la madera natural.

Encanto balinés

Fuente: Leroy Merlin

¿Te gustaría que tu terraza te transportara a otros remotos lugares? ¿Qué tal Bali? Playas de fina arena y aguas turquesas, un ambiente exótico y especial… Pues la iluminación de tu terraza o jardín puede ayudarte a conseguir transmitir esas sensaciones.

¿Cómo? Eligiendo, por ejemplo, farolillos de madera oscura, que no sobrecarguen la decoración del ambiente, luz en un tono ámbar, una decoración en tonos cálidos con algún elemento en naranja o rojo. Y si quieres elegir un buda como motivo decorativo, lograrás reforzar el estilo balinés de la zona.

Hay tantos recursos para iluminar el exterior, que te costará decidirte. ¿Sabes ya cuál es tu preferido?