Si eres de las personas que tiene la nevera abarrotada de imanes y de notas para la compra es posible que te interese conocer la pintura magnética y sus utilidades. La pintura magnética además de que queda estupendamente en la estancia que elijas para su decoración, es muy práctica y te encantará. Parece pintura normal, ¡pero nada más lejos de la realidad! Parecerá una pared normal pero después podrás colgar todo lo que quieras sobre ella igual que haces en la nevera…imanes, notas, dibujos, calendarios, horarios, dietas…¡lo que tú quieras que pueda soportar un imán!

La pintura magnética se distingue de la tradicional por su composición ya que está imantada y no atañe peligro ninguno para la salud, además que en la pared queda como una pintura normal y no se deteriora antes de tiempo ni nada por el estilo.

Cuando vayas a adquirir la pintura no debes alarmarte puesto que aunque la veas que tiene un color gris que seguramente no irá bien con tu decoración, debes saber que podrás pintar con pintura tradicional del color que prefieras y mejor vaya a tu decoración por encima y seguirá igualmente imantada.

Pintura-magnetica

Para pintar con esta pintura simplemente tendrás que preparar bien la pared y que ésta se encuentre totalmente lisa y preparada para ser pintada. Es necesario que te avise que para que tenga un buen resultado tendrás que aplicar como mínimo tres capas.

Antes de pintar las capas deberás esperar a que ésta se seque del todo para saber si está suficientemente imantada.  Tanto para aplicar una capa más de pintura magnética cómo de la pintura tradicional por encima deberás esperar por lo menos un día para asegurarte buenos resultados.

¿Conocías la pintura magnética o es la primera vez que has oído hablar de ella? ¿Te gustaría utilizarla para la decoración de tu hogar? ¿Le encuentras utilidad?