Buenos días amigos! Hoy en Decoración 2.0 nos encantará darles un estupendo consejo para mantener nuestras alfombras con los colores como el primer día.

Para todos aquellos que tengan alfombras de muchos colores, sabemos que con el paso del tiempo suelen perder parte de la intensidad de éstos.

Es una verdadera lástima, pues sin brillo, sin intensidad, ni contraste… llegamos a tirarlas y comprar unas nuevas. Pero si quieres salvarla, aquí te dejamos unos pequeños consejos que, sin duda, te ayudarán.

Las alfombras pierden el color y el brillo por naturaleza, esto se debe al paso del tiempo y los posibles factores que han intervenido como el sol, la luz, la suciedad, el polvo..

Las fibras, de las que se compone la alfombra se deterioran y pierden tanto color, como fuerza. Si quieres evitar esto, coge las alfombras de muchos colores y remójalas en agua caliente y sal. Esta solución es perfecta para volver a iluminar las fibras… 

Pero además el agua y la sal, protege a las fibras de la decoloración del sol. Si ves que le está afectando el sol u otros factores a la alfombra puedes hacerlo. Incluso si hace poco que la has comprado, hazlo antes que pierda color, esto sucede sin a penas darnos cuenta.

Para evitar la decoloración en alfombras de color, sumerge ésta en agua, sal y si ves necesario utiliza además un poco de amoníaco. El resultado será impresionante, ya lo verás.

Este consejo nos sirve, como hemos dicho para reforzar el color de las fibras de la alfombra y eliminar, además casi cualquier tipo de manchas.

Deja tus alfombras como nuevas, con estos sencillos pasos.. luego solo tendrás que secarlas bien y listo!

Fotografía: Decoratrix