Los suelos de gres, manteniéndolos en perfectas condiciones, pueden durar mucho tiempo. Pero, para que esto suceda, debemos aprender cuales son sus cuidados básicos. Cada uno de los suelos de gres, que tenemos en casa, se pueden limpiar, se pueden abrillantar y se pueden mantener casi como el primer día, con algunos cuidados.

limpiar suelos de gres

Limpiar los suelos de gres, no es complicado; pero todo lo que comento hoy, debe ser considerado y no realizarlo de otra forma. Si no sabes cómo limpiar este tipo de suelos, ya sea gres esmaltado, de porcelana o rústico, te recomiendo que sigas leyendo.

Este tipo de pisos tan elegantes, son perfectos para decorar el interior de la casa. Por lo tanto, no lo aconsejo para ser utilizado en zonas de exterior. Esto es debido a que fuera, suele volverse muy resbaladizo el material y no queremos ningún accidente. En el exterior es mejor resolver la situación, con suelos que agarren más.

Por un lado, los suelos de gres, han de mantenerse limpios además de bien cuidado. De lo contrario perderán su brillo natural y puede que se llene de arañazos y roces de muebles. El gres de porcelana, el más rústico, es el más duro. Si en tu hogar hay mucho trasiego, os aconsejo que pongáis éste tipo de gres.

Cómo limpiar un suelo de gres

Un buen consejo, para limpiar estos suelos, es no utilizar ningún tipo de producto que dañe o sea abrasivo con el material. Estos productos, como lejías, pueden desgastar la primera capa y así perder el brillo natural del suelo. Además debes evitar utilizar objetos pinzantes, para eliminar la suciedad o las manchas. No saques nunca una mancha con un cuchillo o unas tijeras, acabarías dañando la superficie. Si tienes una mancha, en este suelo, procura utilizar un producto adecuado para el plástico.

Para dar brillo y limpiar el suelo, procura siempre utilizar jabones neutros. Realmente estos pisos se limpian muy bien, la cuestión es saber que no debemos utilizar productos agresivos. Con un buen gel de baño, cuyo Ph sea neutro, irá perfectamente; además si friegas con poca agua y este gel, verás el brillo que toma.

Para eliminar pelusas y polvo, pasa la aspiradora o una mopa. Evita utilizar escobas de cerdas duras. Además, como he comentado antes, debemos tener presente no utilizar agua excesiva. Limpia con agua tibia, no fría o demasiado caliente. A este agua añade el jabón neutro, que he comentado antes y luego friega con la fregona bien escurrida. Verás como de aquí a unos días notarás que cada vez el suelo tiene mejor aspecto y recuperas el brillo natural del mismo.

Fuente: integrity